INGLATERRA

La Premier quiere plantar cara a las conmociones cerebrales con dos novedosas ideas

El fútbol inglés puede ser pionero a la hora de atajar el problema de las conmociones en el fútbol. Estudia dos opciones para llevar a cabo la temporada que viene.

James, jugador de Gales, cae al terreno de juego tras sufrir una conmoción cerebral en un partido ante Croacia

La Premier League llegó un año tarde a la ‘moda’ del VAR y ahora quiere ser pionera a la hora de atajar el problema de las conmociones cerebrales durante los encuentros de fútbol. Hasta ahora no hay un reglamento claro al respecto y son los médicos que atienden al futbolista los que dictaminan si está en condiciones de seguir disputando el partido. Aunque en ocasiones los propios futbolistas desobedecen a sus médicos y deciden reingresar al terreno de juego.

Este problema ha hecho que la liga inglesa tome cartas en el asunto y estudie la posibilidad de que la próxima temporada esté regulado el ‘modus operandi’ cuando un futbolista reciba un golpe en la cabeza. El proceso se encuentra en una primera fase, pero la Premier tiene en mente dos opciones, tal y como publica este martes Daily Mail.

La primera medida sobre la mesa es que cualquier jugador que haya sufrido una conmoción cerebral sea reemplazado de inmediato por un jugador reserva sin dar opción al que el lesionado pueda tener ‘voto’ sobre su vuelta al campo. La novedad es que este cambio no contaría en las tres substituciones que cada equipo dispone en cada encuentro.

La otra opción es ‘copiar’ la norma del rugby, que dice que un jugador con una lesión en la cabeza sería reemplazado inmediatamente mientras el equipo médico le realiza pruebas en el vestuario por un periodo entre 10 y 15 minutos. Después de dichas pruebas, el jugador podría recuperar su puesto si el golpe no reviste gravedad. Pero si no pasa las pruebas médicas el cambio se haría permanente.

Para buscar la mejor decisión, la IFAB, organismo dependiente de la FIFA y el máximo responsable de las llamadas Reglas del Juego, se ha reunido en los últimos días para designar un comité de expertos médicos que estudiarán las dos medidas el próximo 29 de febrero en Belfast y la EFL (English Football League) se dejará guiar totalmente por las opiniones de los expertos médicos a la hora de llevar a cabo la revolucionaria norma en el fútbol.