ATLÉTICO DE MADRID

Marcos Llorente juega menos en el Atlético que en el Madrid

El centrocampista disputó seis minutos en La Cerámica tras dos encuentros sin jugar. Acumula 310 minutos de rojiblanco, 106 menos que hace un año a estas alturas.

Marcos Llorente no está teniendo una adaptación fácil al Atlético. Llegado al club el pasado verano como el segundo traspaso directo desde el Real Madrid al Atlético en el siglo XXI (tras Jurado en 2006) y levantando mucha polémica por cambiar de equipo entre los máximos rivales de la capital, hasta el momento no ha conseguido asentarse en los esquemas de Simeone, llegando al punto de participar menos que como blanco hace exactamente un año.

Llorente ha ido de más a menos desde el inicio de temporada, perdiendo peso en las alineaciones de Simeone. En las cuatro primeras jornadas ligueras tuvo minutos, 24 ante el Getafe, 20 contra el Leganés, 45 contra el Eibar, donde fue titular y se marchó sustituido en el descanso con 1-2 el el marcador para acabar ganando 3-2 y 45 ante Real Sociedad, caso contrario saltando al terreno de juego para completar la segunda mitad. Sin embargo, y coincidiendo con el debut de Herrera con gol ante la Juventus, desde ese debut en Champions, donde ya completó el encuentro en el banquillo, sus apariciones han ido menguando.

El pivote ha tenido dos oportunidades más partiendo como titular, pero tampoco ha conseguido tirar la puerta abajo. Ante el Alavés pudo ver la roja directa por una falta durísima sobre Lucas Pérez y de nuevo fue el cambio en el descanso para intentar dar otro aire al equipo. Contra el Granada tuvo 75 minutos, su récord como rojiblanco, pero tampoco fue uno de los destacados. El resto de apariciones han sido esporádicas, como los seis minutos finales jugados el viernes ante el Villarreal

Pese a que desde el cuerpo técnico no hay la mejor duda ni queja sobre la profesionalidad y nivel mostrado por Llorente en los entrenamientos, ya que siempre se emplea a fondo, por el momento no tiene hueco en el centro del campo del Atlético. Thomas es fijo en el pivote, Herrera lleva cinco titularidades consecutivas y Saúl y Koke son intocables. Pese a que teóricamente Llorente llegaba con la vitola de suplir el hueco dejado por Rodrigo en su marcha al Manchester City, de ahí los 30 millones invertidos en un rápido acuerdo con el Real Madrid, hasta el momento su presencia no ha tenido nada que ver con la del anterior ‘14’.

Segundo jugador de campo con menos minutos

La participación de Llorente ha sido tan escasa que hasta el momento tan sólo el inédito Saponjic, aún sin debutar, y el portero suplente Adán, han tenido menos minutos que él (además de Vrsaljko, sin alta médica). Los 310 minutos del pivote quedan muy alejados del resto de fichajes, donde Lodi, Trippier, Felipe, Hermoso y João Félix ya superan los 1.000 y Herrera, con 709, no para de crecer. Los otros centrocampistas, Saúl y Koke, están en 1.800 y 1.772 minutos.

Minutos de los fichajes del Atlético

Fichaje Minutos Precio
Renan Lodi 1.402 25M€
Trippier 1.315 22M€
Felipe 1.261 20M€
Hermoso 1.123 25M€
João Félix 1.041 127,2M€
Héctor Herrera 709 Libre
Marcos Llorente 309 30M€
Saponjic 0 0,5M€

Con el Madrid llevaba 106 minutos más 

Respecto a justo un año atrás, en el Real Madrid vivía en diciembre su mejor momento de la temporada. Una lesión de Casemiro le abrió las puertas del once y a partir de ahí completó los partidos contra Melilla, Roma, Valencia y Huesca (el 9 de diciembre de 2018), más 45 minutos ante el Melilla en la vuelta que se unieron a los únicos 11 que había disputado en las jornadas anteriores (contra el Espanyol).  416 minutos disputados en esta misma fecha que suponían 106 más que los que ha jugado ahora. 

Con la recuperación de Casemiro, la participación de Llorente volvió a decaer notablemente a un papel claramente secundario. Algo que propició que acabase el curso con 1.089 minutos y el claro deseo de salir. Ahí apareció la oportunidad del Atlético, como deseo de Simeone para tener a priori un papel importante. Pero de momento la situación no ha variado a mejor, aunque tiene mucho margen por delante. Seguir trabajando y mostrándose como variante a los centrocampistas favoritos del Cholo y aprovechar las oportunidades que seguro que volverán a llegar, aunque este año el formato de la Copa del Rey quita alternativas a los jugadores menos habituales, son las opciones de Llorente para acabar jugando. Bruno Guimaraes espera en la recámara.