REAL MADRID - ESPANYOL | LA INTRAHISTORIA

El ADN del Espanyol pervive en la cantera y el área deportiva

Desde Rufete y Tamudo en la dirección deportiva a Capdevila como portavoz, el Espanyol cuenta con numerosos exjugadores pericos en sus propios banquillos.

El ADN del Espanyol pervive en
la cantera y el área deportiva
Gorka Leiza DIARIO AS

Pese a que uno de los frecuentes reproches que recaen sobre Chen Yansheng y sus directivos es que el Espanyol ha perdido la esencia de lo que fue, los actuales rectores del club sí han mantenido al menos esa suerte de ADN en su vertiente deportiva.

Del mismo modo que el Real Madrid en los últimos años ha ido confiando los banquillos de sus principales equipos de la cantera a ilustres como Raúl González, Álvaro Benito, José María Gutiérrez ‘Guti’, Fernando Morientes, Xabi Alonso o Santiago Solari, en el Espanyol confluyen un sinfín de exfutbolistas pericos. Uno de los últimos en unirse al ‘staff’ fue José Aurelio Gay, actual técnico del Espanyol B, quien cuenta desde el pasado verano como ojeador con David García, el sempiterno lateral zurdo de la primera década de este siglo. La misma demarcación que ocupó el campeón del mundo Joan Capdevila, portavoz deportivo.

Un tándem inseparable conforman en el Juvenil B los finalistas de la Copa UEFA 2006-07 Moisés Hurtado y Javi Chica. Con ellos estaba en Glasgow, aunque no jugó, el actual preparador del Infantil B, Julián López de Lerma. Y, por supuesto, de aquella final participaron el actual director deportivo, Francisco Joaquín Pérez Rufete, así como su adjunto, un Raúl Tamudo que seguramente sea el futbolista más importante de la historia blanquiazul.