REAL ZARAGOZA

Ninguna victoria en Segunda del Zaragoza en Riazor

El balance es de tres empates y dos derrotas. La última tuvo lugar la pasada temporada y supuso la destitución de Lucas Alcaraz y la llegada de Víctor Fernández.

Ninguna victoria en Segunda del Zaragoza en Riazor
JESUS SANCHO RODRIGUEZ

El Real Zaragoza se enfrenta este domingo al colista de la categoría, un Deportivo que sólo ha ganado uno de los 18 partidos disputados esta temporada, pero lo hará en un escenario que no se le ha dado nada bien en Segunda División. Hasta la fecha, el equipo aragonés no ha ganado ninguno de los cinco partidos que ha disputado en Riazor en la categoría de plata del fútbol español, con un balance de tres empates y dos derrotas.

La última tuvo lugar el pasado curso, en un partido lleno de polémica, ya que el árbitro no señaló un claro penalti sobre Benito a los siete minutos y concedió los dos primeros goles locales en fuera de juego, y en el que se pudo ver a un Zaragoza sin pulso. Los aragoneses cayeron a la vigésima posición y la derrota, por 3-1, supuso la destitución de Lucas Alcaraz y la llegada de Víctor Fernández.

El anterior precedente entre ambos equipos data de la campaña 2013-14. Fue la ocasión en la que más cerca estuvo el Zaragoza de la victoria en Riazor en Segunda. Víctor Rodríguez adelantó a los aragoneses a once minutos del final. A continuación, el Deportivo se quedó con diez por la expulsión de Luisinho y cuando el Zaragoza ya empezaba a saborear los tres puntos, los gallegos se encontraron con una falta en la frontal del área en el descuento. El lanzamiento de Culio fue a parar al larguero, la pelota golpeó en la espalda de Leo Franco y Borja Bastón la empujó sobre la raya de gol para firmar el empate.

En la temporada 1977-78, el encuentro también terminó en empate a uno. Rubial adelantó al Zaragoza y Cantudo devolvió las tablas al marcador a nueve minutos de la conclusión. El otro empate data del curso 1935-36, en esta ocasión sin goles, mientras que en la campaña 1945-46, el equipo aragonés sufrió su peor goleada en Riazor, incluyendo todas las competiciones y categorías. A los 33 minutos el Deportivo ya ganaba por 4-0. Antes del descanso un gol de Molaza en propia puerta recortó diferencias, pero tras la reanudación los gallegos hicieron el quinto y Matamala firmó el 5-2 definitivo.