MÁLAGA

Ayuntamiento, Diputación y Junta presionan ante la pasividad de Al Thani

La crisis del Málaga sigue preocupando a las tres instituciones (Ayuntamiento, Diputación y Junta de Andalucía) que volvieron a reunirse en pleno domingo.

Ayuntamiento, Diputación y Junta presionan ante la pasividad de Al Thani
AYUNTAMIENTO Europa Press

 Nueva reunión entre las instituciones (Ayuntamiento, Diputación y Junta de Andalucía)que ha tenido lugar este domingo en el Ayuntamiento. Tal es la gravedad de la situación del Málaga que el carácter festivo del día no ha echado para atrás seguir buscando soluciones para amortiguar en la medida de lo posible la deficiente gestión de Abdullah Al Thani, presidente/tuitero del Málaga.

Al encuentro han acudido el alcalde, Francisco De la Torre, la concejala de Deportes Noelia Losada, el responsable de Málaga Deportes y Eventos José Luis Paradas Romero, el secretario general de Deportes de la Junta José María Arrabal, la directora general del área de Educación, Juventud y Deporte de la Diputación Laura Moreno, y el economista y abogado Daniel Pastor, conocido en clave por ser uno de los administradores del club durante el proceso concursal y por haber asesorado a la familia Al-Thani en alguna ocasión.

Una reunión más de las administraciones, que tratan de buscar solución a la crisis institucional del club blanquiazul a través de esa tercera vía, es decir, la venta accionarial a un tercero. En ese sentido, desde las instituciones intentan que las partes privadas (Al-Thani, BlueBay y el posible comprador) se pongan de acuerdo porque consideran que es la vía más rápida y efectiva para que la entidad pueda superar la actual crisis económica que atraviesa.

Sin embargo, el tiempo pasa, el plan de viabilidad no se acomete. Se necesitan cinco millones de euros para adecuar el tamaño del club a su actual realidad en Segunda. Daniel Pastor en varias ocasiones se mostrado partidario públicamente de buscar una vía legal (los minoritarios presentaron una querella criminal hace un mes) para tratar de intervenir judicialmente el club y así conseguir apartar al presidente Al-Thani de la gestión. Mientras esro sucede el jeque sigue en su mundo, es decir, tuiteando.