DEPORTIVO

Diciembre, mes clave para el Deportivo: revivir o despeñarse

El Deportivo es colista, sigue a cinco puntos de la salvación y está a un partido de igualar su peor racha histórica: 17 jornadas sin ganar en la 1987-88.

Varios jugadores del Deportivo saludan a la afición tras su empate en El Sardinero (1-1).
Jesús Sancho (Sanchofoto)

La mejoría exhibida por el Deportivo ante el Alcorcón sólo le sirvió para empatar, para sumar un punto que lo sigue manteniendo a la cola de la clasificación. Los coruñeses sólo han logrado once puntos en 17 jornadas y ven como la permanencia continúa a cinco. La distancia con la salvación no se acorta y además el rival más cercano, el Racing, ganó esta jornada dejando a los de Luis César a cuatro puntos del penúltimo (Oviedo).

Así, desde el vestuario se ve el mes de diciembre como clave para comenzar a escalar y recortar puntos con la permanencia. Hace un mes el objetivo era cerrar 2019 fuera del descenso, algo que ahora mismo es complicado por la distancia y el paupérrimo rendimiento del equipo. Lo que sí se tiene claro en el Deportivo es la necesidad urgente de revertir los resultados para no seguir descolgándose y empezar 2020 con una misión que puede ser ya imposible.

Quedan doce puntos hasta el parón navideño que comenzarán a jugarse en el Anxo Carro el domingo. Un rival que ya tiene 20 puntos y al que los coruñeses nunca han ganado en Segunda. Luego se las verá con el Zaragoza en Riazor, equipo de playoff, y después visitará a una Ponferradina que le ha tomado la medida a la categoría. El test se cerrará el 20 de diciembre en Riazor frente a un Tenerife que también atraviesa problemas. Eso sí, con 18 puntos en el bolsillo.

El primer reto que tendrán los de Luis César será el de evitar convertirse en el peor Deportivo de la historia. Los herculinos suman dieciséis partidos consecutivos sin ganar y están a uno de igualar su peor racha de siempre. Con el empate ante el Alcorcón, los blanquiazules superaron en esta faceta negativa las quince jornadas sin victoria que firmaron hace dos años entre Cristóbal Parralo y Seedorf. Eso sí, se produjo en Primera y no en Segunda como ahora. Así, hay que remontarse hasta la temporada 1987-88, en Segunda, en la que el Depor estuvo 17 encuentros consecutivos sin conocer el triunfo. Fue entre la jornada 11ª y 27ª. En los 14 primeros partidos estaba en el banquillo Luis Rodríguez Vaz. Tras su destitución llegó Arsenio Iglesias, que estuvo otras tres jornadas sin ganar. A partir de ahí el equipo levantó la cabeza de la mano del Zorro de Arteixo y consiguió salvar la categoría.