Las Palmas

Mantovani: “Caerse ante la adversidad es un problema, pero no es nuestro caso”

El central argentino, que regresa este domingo a la titularidad tras cuatro partidos ausente, lanza un mensaje de esperanza pese a la mala racha (1 punto de los últimos 15). “Tenemos un equipo que va para adelante, que por lo menos lo intenta”, afirma.

Mantovani: “Caerse ante la adversidad es un problema, pero no es nuestro caso”
Carlos Diaz-Recio

El anhelado regreso de Martín Mantovani al eje de la zaga de Las Palmas tendrá lugar este domingo frente al Oviedo, cuatro partidos y medio después (abandonó el duelo contra el Cádiz en el descanso), con 4 derrotas y 10 goles encajados. Pese que no jugó el domingo pasado contra el Mirandés, celebró su convocatoria. “Tuve la suerte de viajar, algo que también es importante para poder estar con el grupo. Saber que estás ahí es un paso. Ahora estoy a tope”, reconoció este mediodía tras el entrenamiento en la Ciudad Deportiva.

Pese a los malos resultados de la Unión Deportiva, Mantovani, tan contundente sobre el césped como en su discurso, salió en defensa de sus compañeros. “No estoy de acuerdo con el equipo se caiga moralmente. Si realmente nos pasara eso tendríamos un problema”, sostuvoel argentino. Así lo explicaba: “Hay que ajustar cosas, claro. Si no ganas es porque no haces las cosas bien, pero no tenemos un problema en ese sentido. Un problema es no tener respuestas, caerse ante una adversidad, pero no es nuestro caso”. “En Zaragoza perdimos y el equipo seguía ofreciendo buenos momentos de juego, como también nos pasó contra el Mirandés. La cuestión es intentarlo, todo pasa por ahí”, aclaró antes de sentenciar: “Tenemos un equipo que avanza, que va pada adelante y que, por lo menos, lo intenta”.

“Una cosa es desconectar temporalmente en los partidos y otra, tener un problema”, insistía Mantovani. “Tenemos que apretar las clavijas más, correr más. Se trata de hacerlo todos juntos”, aseguraba. De momento, lo que observa en el día a día del equipo le compensa esta “mala racha”. Todo pasa, asegura, por “apretar”: “Cuando Las Palmas estuvo bien ganó, y ganó bien. Cuando estuvo mal, perdió. Es positivo que la gente entrene así, pues da pie a que las cosas salgan mejor. La gente de fuera se pone nerviosa, pues se había había ilusionado y de repente perdimos cuatro partidos, sumamos 1 punto de 15… Esa gente tiene que volver a ilusionarse. Es cuestión de apretar”.

La UD podrá seguir “apretando” este domingo contra el Oviedo, probablemente con la dupla Viera-Pedri sobre el césped. “ A nivel personal, que juegue Jonathan (Viera) es muy importante. No tengo ninguna duda de que, jugando él, podemos conseguir cosas mejores”, dijo sobre el mediapunta grancanario. Reniega de la “dependencia”, mas parece tener clara la importancia de contar con ambos futbolistas: “No hay que tener esa dependencia de ningún futbolista, y aquí tenemos a gente para jugar de manera diferente. Pero Viera aporta mucho, es de los diferentes en la categoría. Prefiero tenerlo de mi lado. Por supuesto, su presencia se siente dentro del campo”.

Se refirió también a la imperiosa necesidad de “resurgir” que tiene su equipo. “Hay que meterse en la cabeza que ahora toca ganar, y cómo sea. Lo importante de este equipo es que resurja, que vuelva a estar la buena línea de las cuatro victoria seguidas. Ahora, lo más importante es ganarle al Oviedo”, dijo rotundo. Con los fallos propios de un equipo en caída libre, el central no pierde la esperanza: “En el fútbol se vive de cosas buenas y de victorias. No estamos teniendo buenos resultados pero el equipo, por momentos, ha demostrado que estaba muy bien. El otro día no fue el mejor encuentro, vimos una cara mala en el segundo tiempo contra el Mirandés. Pero en el primero estuvimos bien. Por situaciones de juego, en dos minutos cambió todo. Esos fallos no pueden volver a pasar”.

Lesiones. Mantovani también se refirió a la plaga de lesiones de Las Palmas, en la que también ha estado implicado. “Es inevitable tenerlo presente”, confesaba con cierto regusto de amargura. “La enfermería hoy estaba llena”, reconoció. “Eso te merma. En estos campeonatos, los meses con más lesiones son octubre, noviembre y febrero. Cada dos por tres tenemos un nuevo canterano entrenando por esta circunstancia”, desvelaba también.

En cualquier caso, pide dar un paso al frente: “El otro día teníamos un equipo entero fuera. Y gente de peso que no estaba jugando. Pero tienes que dar un paso adelante y ser fuerte. Para eso hay gente joven entrenando con ganas, y más este año. Por ejemplo, Dani Flaco es el 12º canterano que debuta con Pepe Mel. Te das cuenta de que también es por la cantidad de lesiones. En un campeonato largo, lo más importante es que todos estemos bien. Que el que entre, sume; da igual que sea joven o veterano. No hay que mirar al costado, sino adelante”.