Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

FÚTBOL FEMENINO

Del éxito de la huelga a otra cumbre sin fe en el acuerdo

Clubes y sindicatos se ven hoy para evitar otro parón (23-N). Hoy hay un nueva reunión en el SIMA pero se tramita otra jornada de paros.

Antonio Contrera, entrenador del Betis, charla con el trío arbitral, liderado por la colegiada arbitra aragonesa Marta Frías Acedo
EFE

Finalmente no rodó el balón en la primera jornada de la huelga en la Primera Iberdrola. Las jugadoras fueron firmes en su pulso a los clubes, que mantuvieron la normalidad y respectaron la reivindicación. El asunto es delicado. Ellas reclaman la firma de un convenio que se encuentra atascado en la parcialidad de sus contratos (los sindicatos piden el 75% de los 16.000 euros de salario mínimo anual y, los clubes, ofrecen el 50% en las condiciones actuales o el 75% si la RFEF costea el incremento). Tras 21 reuniones fallidas, las futbolistas dijeron basta en esta jornada 9. Y prometen que seguirán, con una huelga indefinida, si no hay acuerdo. Por lo pronto, el SIMA (Servicio Interestatal de Mediación y Arbitraje) ha convocado hoy a las partes de la negociación (13:00), Asociación de Clubes, AFE, Futbolistas ON y UGT, en otra nueva oportunidad para que concilien.

Pero, la solución no parece estar cerca. El problema es económico y la única esperanza que queda es esperar la intervención de algún ente, ya sea público o privado, que aporte el dinero necesario para cambiar el actual escenario en el fútbol femenino. Si, finalmente, tampoco hay consenso esta semana, como parece que así será, la huelga se extenderá a la próxima jornada, con otro parón ya convocado para los días 23 y 24 de noviembre.

Mientras, las jugadoras volverán a los entrenamientos, tras una huelga que dejó desolados los 16 campos de Primera, con un apoyo total de las futbolistas. Sólo una, la jugadora de la Real Sociedad Maddi Torre, acudió a Zubieta con la intención de jugar el encuentro ante el Barça. Los que también aparecieron en escena, tal y como estaba previsto, fueron los cuerpos técnicos y las árbitras, que siguieron los protocolos habituales, aunque la jornada distó mucho de la normalidad. Las colegiadas registraron lo acontecido en sus respectivas actas y todo quedará hoy pendiente de conocer la resolución de la jueza de Competición, que decidirá qué pasará con la jornada suspendida por la huelga. Mientras, los nervios aprietan en uno y otro bando, sin que la solución asome aún en el horizonte para firmar un convenio.