Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

PRIMERA IBERDROLA

¿Por qué van las jugadoras a la huelga en la Primera Iberdrola?

Este fin de semana no rodará el balón en la máxima categoría femenina. Las jugadoras reclaman la llegada de un convenio colectivo histórico.

¿Por qué van las jugadoras a la huelga en la Primera Iberdrola?

"Somos profesionales. Somos iguales que tú. Somos trabajadoras. Y hoy, las futbolistas decimos basta", así reivindicaban las jugadoras sus derechos en un vídeo que actuó de previa a la huelga convocada para este fin de semana. Con este lema se ponía en manifiesto la gran urgencia en la viven las futbolistas de la Primera Iberdrola, que no cuentan con un convenio colectivo que regule sus derechos laborales. 

Ellas han dicho "basta" y se plantaran este fin de semana con el fin de reclamar la firma de este documento histórico, que sería el primero en el fútbol femenino europeo y cuyo consenso se resiste tras más de un año y una veintena de reuniones de la mesa negociadora. La decisión de convocar una huelga llegó tras una Asamblea histórica de la AFE en la que el 93% de las 188 jugadoras de los 16 equipos de la Primera Iberdrola que estaban presentes en la asamblea de la AFE votaron a favor de realizar un parón como medida para intentar desbloquear la situación. 

El acuerdo se encuentra estancado en una línea roja marcada por los sindicatos: un salario de 16.000 euros brutos anuales con una parcialidad de la jornada laboral del 75%. Este porcentaje baja al 50% en el caso de la patronal, quedando el sueldo final en 8.000 euros. Desde la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF), miembro de la mesa de negociaciones y a la que pertenecen todos los clubes de Primera excepto Tacon, Athletic y Barça, argumentan que hay equipos que no pueden afrontar las exigencias salariales que piden los sindicatos. 

La guerra de Mediapro y la RFEF también llega al fútbol femenino

En torno a esta línea roja ha girado el conflicto en estas semanas, en las que las idas y venidas han sido constantes. Mediapro, en una oferta impulsada junto a la Asociación, anunció hace dos semanas que ofrecía liberar a todos los clubes con los que mantenía acuerdo televisivo (todos menos Athletic, Tacon, Barça y Madrid CFF), para que estos pudieran negociar sus derechos con la RFEF, y ofreció los 1,5 millones de euros para desbloquear la huelga y firmar el convenio. La oferta, que pedía a cambio retransmitir en abierto dos partidos a las jornada en Gol TV, fue rechazado rotundamente por Rubiales, que planteó una solución en la que no hubiese condiciones de Mediapro.

Lo que ofreció la RFEF era mantener los derechos como estaban, pero sin vetos televisivos, respetando el derecho de arena o campo, es decir, que el local elija por donde retransmitir el partido. Además, ofreció 1.152.000 para subsanar la diferencia económica entre lo que piden las jugadoras y lo que piden los clubes y que se pueda firmar el convenio. Una oferta económica que desde clubes y sindicatos consideran insuficiente. Entre tanto, también se produjo la mediación del Gobierno, que logró convencer con su propuesta, sin aportar dinero, a los sindicatos pero no a los clubes. Estos últimos no ven viable un acuerdo si no cambia el escenario económico que tienen algunos equipos. 

Así, la huelga se plantea como método de presión para que algunas de las partes ceda o como vía de reacción de algún ente que aporte dinero para que lo que piden jugadoras y sindicatos sea viable esta temporada. Hay que recordar que los clubes están a favor de establecer en este documento todos los derechos que reivindican las futbolistas, pero con un salario menor del que piden. Y, que las jugadoras están dadas de alta en la Seguridad Social desde la 2016-17, por lo que muchas han estado años jugando al fútbol sin cotizar. Aún así, tener un contrato regulado no es suficiente para dar el salto profesional que se busca en una categoría que está en pleno auge.

Lo que piden las jugadoras en el convenio colectivo vía AFE

  • Vigencia. 1 año: del 1 de julio de 2019 al 30 de junio de 2020.
  • Denuncia. Con 3 meses de antelación por cualquiera de las partes. Si no media denuncia, se prorrogará por idénticos períodos anuales.
  • Ultractividad. Finalizada la vigencia del convenio, y tras la denuncia del mismo, las condiciones de este convenio se mantendrán hasta que fuera sustituido por otro de igual o mayor rango.
  • Revisión salarial. En caso de prórroga o durante la situación de ultractividad del convenio se pacta un incremento salarial para todas las retribuciones y conceptos salariales previstos en el convenio equivalente a un 10% anual, entrando en vigor cada revisión el 1 de julio de cada temporada de vigencia prorrogada o ultractividad del convenio.
  • Ámbito funcional del convenio. Deberían estar incluidas las futbolistas de los equipos filiales siempre y cuando participen en 4 convocatorias del primer equipo consecutivas o en siete alternas durante cada temporada.
  • Jornada. 35 horas semanales en cómputo semestral.
  • Salario mínimo anual. 16.000 € brutos con una parcialidad laboral del 75%.
  • Aquellas jugadoras que estén percibiendo una retribución superior a 16.000€ y tengan un contrato a tiempo parcial inferior al 75%, percibirán un aumento lineal de 4.000€.
  • Plus de antigüedad. Por cada dos años de permanencia en el mismo club, y con importe equivalente al 5% del salario mínimo fijado en este convenio o el fijado en su caso en contrato de trabajo si dicho salario fuera superior al mínimo de convenio. Se considerará igualmente salario las cantidades percibidas por la futbolista por la cesión de la explotación de su imagen por el club.
  • Contratación. Establecimiento de límites a la contratación a tiempo parcial de tal forma que como mínimo todos los contratos de futbolistas profesionales vinculadas por el Convenio Colectivo tendrán contratos de trabajo de deportistas profesionales con jornadas no inferiores al 75 %.
  • Premio de antigüedad. La futbolista tendría derecho a percibir a la extinción de su relación laboral con el club cuando hubiera permanecido en el club más de 6 años la cantidad de 10.000 euros.
  • Prima firma convenio. 800 € para todas las jugadoras incluidas en el ámbito de aplicación del convenio. El pago de esta prima podrá realizarse por los clubes antes del día 30 de junio de 2020.
  • Inclusión del protocolo para la prevención y actuación contra el acoso en el fútbol femenino aportado por AFE.
  • Inclusión del protocolo de embarazo, maternidad y lactancia aportado por AFE.
  • Ayudas maternidad. 600 euros.
  • Complemento salarial por Incapacidad Temporal (IT) sea cual sea la contingencia al 100% del salario durante todo el período de baja.
  • Vacaciones. 30 días naturales de los cuales 21 días de vacaciones de verano serían consecutivos, manteniendo los días de descanso adicionales en Navidad igual que en el Convenio Colectivo masculino. La retribución de las vacaciones será igual a la percibida durante el resto del tiempo de trabajo, percibiendo los mismos conceptos y en las mismas cuantías que viniera percibiendo.
  • Cobertura a través de una póliza de seguros de las contingencias de muerte o incapacidad permanente que le impida desarrollar la actividad de futbolista por importe de 60.000 euros en caso de muerte y 90.000 € en caso de incapacidad permanente en sus grados de total, absoluta o gran invalidez.
  • Plan de empleo. Creación de una Comisión Paritaria con el objeto de que durante la vigencia del Convenio Colectivo se analicen y efectúen propuestas para el establecimiento de un plan de empleo, formación y necesidades a cubrir a las futbolistas de recolocación una vez finalizada su carrera deportiva y adaptación a nuevas posibilidades de empleo.