LEGANÉS

Braithwaite recupera la rutina del gol en el Leganés

Después de su sequía con el Middlesbrogh, en Butarque ha recuperado la normalidad. En 2019 suma 11 goles entre Leganés y selección. Ayer marcó con Dinamarca

Braithwaite recupera la rutina del gol en el Leganés
LARS MOELLER AFP

Martin Braithwaite, delantero del Leganés, fue ayer el autor de uno de los seis goles con los que Dinamarca avasalló a Gibraltar (6-0) en su deseo por clasificarse para la próxima Eurocopa. Un tanto que, en el casillero del ariete blanquiazul, es el quinto en lo que llevamos de curso. Tres ha hecho con la elástica pepinera (es su máximo goleador por ahora) y dos con su combinado nacional. Asunto, el del gol, que desde que llegó a Butarque ha convertido en rutina. Braithwaite se ha convertido en artillero recurrente del Leganés. 

Cuando llegó a España en el último mercado invernal apenas había logrado tres tantos con el Middlesbrough y los anotó durante el mes de agosto de 2018. Dicho con números, enlazó 16 participaciones con el Boro sin ver puerta. Una sequía que saciaba con Dinamarca (dos goles en cuatro partidos), pero que fue uno de los motivos por los que dejó Inglaterra. 

Mejora desde que llegó a Butarque

En España recuperó la rutina del acierto y desde entonces vive instalada en ella. En apenas cinco meses hizo cinco goles con el Leganés y en lo que llevamos de 2019 (43 partidos) ya suma ocho dianas en competición con los pepineros que son 11 en total si se les añaden los logrados con su país. Sólo En Nesyri (12 goles en 38 encuentros entre Leganés y Marruecos) hace sombra al danés en ser un goleador habitual dentro de la plantilla, pero no en la efectividad del actual curso. 

En un equipo lastrado por su falta de tino, Braithwaite tiene el mejor ratio disparos/gol de la temporada en Butarque. Un tanto cada siete remates que podrían haber sido más de haber marcado el penalti que, ante el Levante, el danés falló. También es el mejor regateador del equipo: 15 con éxito, sólo nueve sin éxito. Estadísticas que, además, se unen a su polivalencia. Este curso ya ha jugado de delantero, segundo delantero, extremo izquierdo y extremo derecho. 

Todas ellas virtudes que lo convierten en uno de los recursos ofensivos más importantes de este Leganés ávido de mejoría en lo de macar goles. Los pepineros necesitan una media de 21,5 tiros por partido para anotar.