ATLÉTICO DE MADRID

Nehuén, Mollejo e Ibáñez, los cedidos con mayor rendimiento

El central es imprescindible en el Famalicao y ha sido citado por la absoluta. Mollejo es el segundo máximo goleador del Depor e Ibáñez suma 9 tantos en México.

Nehuén Pérez, Víctor Mollejo y Nicolás Ibáñez.
AS

El Atlético puede aprovechar el parón internacional para hacer recuento sobre el nivel de sus jugadores cedidos. Seis futbolistas que siguen perteneciendo al club rojiblanco y cuyo rendimiento en sus respectivos préstamos pueden determinar una nueva oportunidad a las órdenes de Simeone. 

En algunos casos son cesiones pensando en el futuro, con Nehuén Pérez, Montero y Mollejo ganando experiencia fuera como grandes promesas atléticas. Otros, caso de Kalinic, tienen su futuro fuera del Wanda Metropolitano, mientras que los argentinos Werner y Nicolás Ibáñez militan en el Atlético San Luis, sucursal mexicana del club. 

Los canteranos Francisco Montero y Víctor Mollejo se han convertido en titulares indiscutibles durante sus cesiones en el Deportivo. Principalmente está destacando el extremo zurdo, que acumula 903 minutos y sólo se ha perdido el partido de Liga contra Las Palmas por estar concentrado con la Selección Sub-19, entrando en el once en nueve de los otros once partidos ligueros. Pese al terrible momento por el que pasa el equipo gallego, Mollejo es uno de sus principales argumentos ofensivos en busca de salir de los puestos de descenso. El jugador de 18 años suma tres goles, el segundo máximo anotador del equipo tras Aketxe, y es el jugador con más presencia en el área rival junto a Koné. Mollejo se ha ganado a su afición por su intensidad, trabajo, sangre y pegada. 

Mollejo celebra su gol al Elche.

Montero por su parte ha vivido un inicio de temporada con altibajos, aunque está ganando una gran experiencia en Segunda División. Indiscutible en el centro de la zaga, acumula 979 minutos. A sus 20 años sólo se perdió también el partido contra Las Palmas, donde a su convocatoria con la Selección Sub-21 se unió una sanción tras ser expulsado por una acción infantil golpeando a un rival sin balón. Hasta el momento ha mezclado buenas actuaciones con algún fallo atrás comprometido, donde el estado de forma del equipo no le ha favorecido. 

Nehuén, a la absoluta

Nehuén Pérez se encuentra concentrado con Argentina después de un inicio de temporada brillante en el Famalicao portugués. El central, que no llegó a debutar la temporada pasada con el Atlético tras llegar en febrero, se ha instaurado como una pieza clave en el centro de la zaga del equipo revelación. A sus 19 años ya ha sido nombrado mejor defensa del mes de septiembre en la liga portuguesa. Ha completado los once partidos de liga de su equipo, consiguiendo marcar un gol. Pese a su juventud es un líder atrás, con mucha personalidad, fortaleza y carácter, aunque el pasado sábado su excesivo ímpetu en una entrada en el descuento contra el Moreirense le costó la roja directa

Nehuén Pérez con el Famalicao.

En México se encuentran los argentinos Axel Werner y Nicolás Ibáñez, ambos cedidos en el Atlético San Luis. El portero, que llegó a jugar tres partidos con el primer equipo del Atlético, ha ido encadenando cesiones hasta acabar en México. Hasta el momento su papel se ha limitado a la copa, donde ha encajado seis goles en cuatro encuentros. Ibáñez por su parte fue firmado en verano por el Atlético, pero se quedó su club de origen, un San Luis donde es el goleador. El punta de 25 años, que marcó al propio Atlético en el partido de pretemporada entre los dos equipos rojiblancos, ha marcado 9 tantos en 15 partidos de liga, el tercer máximo goleador de la competición. De su evolución dependerá que alguna vez vista la camiseta del Atlético.

Por último está el caso de Kalinic, cedido a la Roma pero con la clara intención de que el equipo italiano acabe ejerciendo su opción de compra sobre el punta croata. Hasta el momento su participación ha sido prácticamente nula, ya que el delantero sufrió una fractura de peroné en octubre cuando estaba comenzando a entrar en la dinámica del equipo. Su casillero se quedó frenado en 182 minutos disputados entre liga y Europa League, sin conseguir ver puerta.