Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

UNA EFEMÉRIDE QUE MARCÓ LA HISTORIA

Calmund: "Kohl no quiso que el Leverkusen fichara a Sammer"

Reiner Calmund (1948) fue, siendo mánager del Leverkusen, el primero en fichar jugadores de la RDA como Andreas Thom o Ulf Kirsten. Lo intentó con Sammer pero no pudo ser.

Reiner Calmund.

¿Dónde le pilló aquel 9-N de 1989?

En casa. Me llamó un familiar y después batí el récord mundial de permanecer sentado delante de una tele. La apagué a las cuatro de la mañana, con los ojos como platos. Sólo me ocurrió dos veces más.

¿Cuándo?

El día que aterrizamos en la luna y el 11-S.

¿Qué fue lo primero que se le pasó por la cabeza cuando vio caer el Muro?

Que tenía que estar allí. Cayó un jueves y el viernes ya estaba sentado en un avión rumbo a Berlín. Necesitaba verlo con mis propios ojos. Algunos jóvenes me reconocieron como mánager del Leverkusen y estuvimos discutiendo hasta por la noche. Cuando nos entró el cansancio les pagué dos habitaciones de hotel y seguimos hablando durante el desayuno. Cada vez que jugamos en Berlín vuelven las imágenes. De hecho obligo a los jugadores a visitar la antigua frontera entre los sectores. Es necesario.

Wolfgang Karnath fue decisivo en su estrategia para captar el talento de los jugadores de la RDA.

Wolfgang era un tío astuto. Trabajaba en Bayer (matriz del Leverkusen) como auxiliar de laboratorio y también solía echar una mano en el club. Era perfecto para lo que queríamos.

Pescar en los clubes del Este.

Era el momento apropiado. El más rápido se llevaría el pastel y no tardamos en trazar un plan. La selección de la RDA se enfrentaba en Viena al combinado austriaco en la fase de clasificación para el Mundial. Conseguí una acreditación de fotógrafo para Wolfgang y después del partido ya estaba sentado, con su cámara y su peto, al lado de Sammer. Un genio. Yo estaba en Colonia viendo el partido entre la República Federal y Gales. Entonces no existían móviles. De repente, un amigo periodista me pasó uno de aquellos teléfonos fijos que usaban para pasar las crónicas. Era Wolfgang. Tenía las direcciones de los jugadores.

Terminó fichando para el Leverkusen a Andreas Thom, el primer jugador de la RDA que jugó en la Bundesliga.

Me reuní con él en su casa para convencerle. Estaba nervioso. Normal, las paredes en la RDA tenían orejas, pero le dije que todo se llevaría a cabo de manera oficial. Accedió. Después también fichamos a Ulf Kirsten, que fue el máximo goleador del Leverkusen en la década de los noventa.

También intentó el fichaje de Matthias Sammer, pero el canciller Helmut Kohl lo evitó.

Así es. Le dijo al director de Bayer que no podía ser que una empresa del Oeste comprara a tantos jugadores del Este y mi jefe me prohibió el fichaje de Sammer. Fue una pena. Después fichó por el Stuttgart y con ese equipo ganó la liga en 1992 y también fue Balón de Oro en 1996. Hubiera hecho campeón al Leverkusen.