EIBAR

Kike García, no hay dos sin tres

El delantero centro armero rompió el cascarón goleador ante Villarreal y Leganés, y buscará su tercera diana en otras tantas jornadas.

Kike García celebra con alegría.
AMAIA ZABALO DIARIO AS

No empezó bien la temporada para los delanteros de la SD Eibar. Para todos ellos, exceptuando quizás a Charles que vio portería ante el Atlético de Madrid, el curso estaba resultando uno de los más crueles en los últimos años. Con el inicio del equipo mostrando un futbol sin ideas y apenas creando ocasiones, y una preocupante falta de puntería un poco más adelante, Kike García, Sergi Enrich y Quique González no estaban siendo capaces de perforar porterías rivales. Una situación que, aunque parece no preocupar a Mendilibar, podía generar una ansiedad no deseada en dichos jugadores.

Sin embargo, la jornada entre semana ha servido para que la mitad de ellos saborearan las mieles del gol. Kike García primero y Charles después, lograron quitarse la presión de encima de un plumazo. En el caso del brasileño, su gol supuso el empate ante un Leganés adelantado en el marcador y que parecía querer defender su ventaja a toda costa. Diferente, sin duda, el caso del manchego, cuyo gol inició la victoria del equipo ante el Villarreal y que tan solo cuatro días más tarde volvió a repetir ante el Leganés con un tanto que supusieron 3 puntos.

Ante el Real Madrid, parece que Mendilibar podría tener fácil la elección de sus delanteros, como un Charles que el año pasado fue el máximo goleador del equipo sin ser titular y un Kike García que buscará por todos los medios hacer triplete en tres jornadas. El delantero ha olido la sangre, la ha probado, y podría ser el activo más peligroso para un Courtois que tendrá que estar muy atento ante sus remates de cabeza.

A la espera de Quique y Enrich

Tras once partidos sin ver portería, a pesar de su trabajo sobre el verde, toda la afición armera espera el turno de los dos delanteros restantes. El capitán Sergi Enrich parece no estar recuperado de su bajón de cara a portería al final de la temporada pasada, algo que lo está llevando a realizar partidos irregulares en los que se ha esperado algo más de él.

Caso parecido respecto al recién llegado Quique González. El delantero parece no haberse integrado del todo en la dinámica Mendilibar, y el número de minutos disputados son clara muestra de ello.