MUNDIAL SUB-17 | ESPAÑA - TAYIKISTÁN

La Rojita tiene hambre de gol

La victoria de Tayikistán ante Camerón ha puesto en alerta a La Rojita, aunque no debe servir de excusa: la diferencia futbolística entre las dos selecciones es demasiado grande.

Jordi Escobar, delantero del Valencia, posó ayer para AS en el hotel de concentración de España.
DIARIO AS

España tiene la oportunidad contra Tayikistán de hacer bueno el empate a cero del debut contra Argentina. Los tayikos vencieron a Camerún (1-0) contra todo pronóstico y son los inesperados líderes del grupo. Eso ha puesto en alerta a La Rojita, aunque no debe servir de excusa: la diferencia futbolística entre las dos selecciones es demasiado grande.

Tayikistán no es la Cenicienta que se intuía antes del torneo. No hay que infravalorarlos pero tampoco conviene exagerar. Se trata de una selección muy limitada, sin ningún futbolista que pudiera tener opciones en un equipo europeo de nivel medio-alto. Lo basa todo en el orden táctico y en la fortaleza del grupo, por lo que se espera que salga con cinco defensas, con el autobús puesto delante de su portero. Su plan es esperar muy replegados, esperando un error de España en la salida de balón o alguna oportunidad aislada en el balón parado.

El primer gol será la clave. Si La Rojita consigue abrir la lata en el cuarto de hora inicial, lo lógico sería que el partido terminara en goleada, algo que se antoja clave en la pelea con Argentina por el primer puesto. Para eso será fundamental la inspiración de Jordi Escobar, el 'nueve' de esta generación. Gordo tiene la suerte de contar con algo que se echó en falta en otras generaciones: un 'killer'. El del Valencia es un delantero de área, letal en los últimos metros.

Se espera que el seleccionador repita el once que tan buenas sensaciones dejó en el estreno ante Argentina, con Pedri y Robert Navarro poniendo la magia desde la línea de mediapuntas. No se permiten fallos: España es infinitamente superior y una victoria da el pase virtual a octavos…