CELTA

Beltrán: "Si sigo sin jugar, pediré salir en el mes de enero"

El medio admite que ya solicitó su salida en verano, pero el Celta se la denegó. Argumenta que está en edad de gozar de continuidad para crecer futbolísticamente.

0
FRAN BELTRAN JUGADOR DEL CELTA DE VIGO
Salvador Sas DIARIO AS

¿Qué le pasa al equipo?

Creo que se está aclimatando todavía y es una cuestión también de confianza. Tenemos un buen equipo, pero arriba no nos están saliendo las cosas y atrás tenemos que estar más unidos, más juntos. Un equipo que sea técnicamente peor que nosotros, si pone más ganas, nos va a ganar. Si nosotros ponemos toda la intensidad, no habrá quien nos pare, pero tenemos que ir todos a una, remar en la misma dirección.

¿El Celta debería ser lo que está siendo la Real Sociedad?

Sí, es un espejo en el que nos tenemos que mirar. Estamos obligados a llegar a ese nivel simplemente por los jugadores que tenemos y por el equipo que hemos formado. La Real está en un momento de forma extraordinario, tiene grandes jugadores y es un buen espejo para fijarnos cómo juega un equipo con tanta calidad arriba.

¿Ve justo que las críticas se focalicen en el entrenador?

Hay que respetar la opinión de todo el mundo y pueden criticar a quien quieran, pero a veces es mejor que las críticas se centren en el entrenador para que los jugadores podamos trabajar con la cabeza tranquila, aunque el problema sea de las dos partes. Si un jugador está cuestionado, al final va a jugar peor, mientras que un entrenador ya está acostumbrado a las críticas. Escribá nos lo dice: ‘Que me echen a mí la mierda, vosotros estad tranquilos’.

Empezó la temporada como titular y debutando con la Sub-21. Sin embargo, ahora apenas cuenta. ¿Qué balance hace de este inicio agridulce?

Yo empecé muy bien, me vi bien en el campo y luego me tocó pasar a un segundo plano. El míster decidió eso y yo lo acepto. Voy a seguir trabajando duro para que me ponga en el once.

¿Entiende su cambio de rol?

En ese momento no lo entendí mucho porque venía de hacer buenos partidos, pero al final llegas a casa y piensas que el entrenador tiene a mil jugadores para elegir. Igual estos partidos fueron más físicos y yo, que tengo baja estatura, era mejor que no jugase. Se te pasan mil cosas por la cabeza, porque a la vez que piensas eso también piensas que podías haber jugado tú… Son rayadas que tenemos los jugadores.

¿Cómo vive en el banquillo esos momentos en los que se realiza el tercer cambio y usted ve que ya no va a jugar?

A mí me jode muchísimo porque es mi pasión. Cuando no entras en el once siempre tienes la opción de entrar desde el banquillo, pero cuando ves que se hace el tercer cambio y tú sigues ahí, ya te vas calentito para el asiento.

¿Se planteó salir en verano?

Hablé con mi representante, con mis padres y con mi familia y yo les dije que era un chaval de veinte años y que necesitaba jugar, que veía factible salir cedido una temporada y luego volver. Luego hablé con el club y no me querían dejar salir. Entiendo también su parte.

¿Y si en enero sigue igual?

Ya se lo planteé en verano y en invierno, si sigo sin jugar, se lo tendré que volver a plantear. Quiero crecer y es algo que le vendrá bien al club y a mí.