Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

O. LYON 2 - METZ 0

Rudi García consigue su primera victoria como técnico del Lyon

Repasamos el grueso de la jornada en la Ligue 1 en el que destaca la primera victoria del Olympique de Lyon tras dos meses.

Rudi García consigue su primera victoria como técnico del Lyon
EMMANUEL FOUDROT REUTERS

A la tercera fue la vencida para Rudi García. El Olympique de Lyon, sin un juego brillante, derrotó por 2-0 al Dijon y consiguió la primera victoria de la temporada con su nuevo entrenador, la primera desde el 16 de agosto y puso fin a una racha de tres partidos consecutivos sin ver portería.

La gran figura del encuentro fue Memphis Depay. A falta de fluidez en el juego, el holandés asumió la responsabilidad del ataque del OL y participó en los dos goles del equipo. En el 1-0, fabricó una jugada maravillosa y adelantó a los de Rudi García tras regatear a cuatro jugadores. En el 2-0, Memphis forzó el penalti que transformaría Moussa Dembelé.

Resumen de la jornada en la Ligue1

Del grueso de la jornada, cabe destacar la victoria del Brest sobre el Dijon por 2-0. Una volea espectacular de Paul Lasné seguida de un cabezazo de Bain le dieron los tres puntos al recién ascendido, que se coloca 5º de la Ligue 1 con 17 puntos y contra todo pronóstico. Gran trabajo el que está realizando Olivier Dall’Oglio en el banquillo.

El Niza, que comenzó bien la temporada sumando 9 puntos de 12 posibles, se convirtió en Estrasburgo en el único equipo que ha encajado gol en todos los partidos de la Ligue 1. No conoce la victoria desde que fue adquirido por el grupo INEOS y el solitario gol de Thomasson provocó que los alsacianos salieran del descenso.

El Reims, mejor defensa de Europa con solo cuatro goles encajados en 11 partidos, no pudo pasar del empate a cero ante el Nîmes y los de Guion no adelantaron al Nantes en la segunda plaza. Resulta curioso que el Reims haya ganado a PSG, Marsella, Lille, Rennes o Montpellier y luego no gane cuando se enfrenta a equipos de “su liga”. Mismo resultado el Montpellier-Angers, que apenas tuvo ocasiones.