Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

REAL MADRID

Kroos pasa al ataque

El alemán está mostrando su versión más llegadora con 2,3 tiros y 3,95 ocasiones generadas cada 90', superando ampliamente sus topes como madridista.

Toni Kroos está inmerso en una especie de renacimiento. No eran pocas las voces que clamaban contra la falta de gasolina del alemán."Ahora mismo es un tractor diésel, no un Audi. Va al trote y no hace nada", llegó a decir Bernd Schuster de su compatriota. Sin embargo, el centrocampista ha pasado al ataque. En los 13 partidos que lleva jugados hasta el momento, promedia 2,3 tiros a puerta y genera 3,95 ocasiones cada 90 minutos. Fríos números que adquieren valor al compararlo con el resto de sus temporadas como madridista. La pasada fue la que mayor presencia ofensiva tuvo, con unas medias de 1,44 disparos y 3,32 oportunidades generadas. Así como marca 0,24 tantos por cada partido que completa, más del doble que en ninguna de las temporadas anteriores.

Promedios de Kroos cada 90 minutos

Temp Tiros Goles Ocasiones Partidos
19-20 2,3 0,24 3,95 11
18-19 1,44 0,1 3,32 36
17-18 1,2 0,1 2,4 39
16-17 1,3 0,1 2,9 41
15-16 1 0,02 2,3 44
14-15 1,15 0,03 2,06 48

El alemán ha sido indiscutible desde su aterrizaje en Barajas allá por el verano e 2014 y su tendencia ofensiva siempre ha formado parte de su listado de habilidades, pero nunca había tenido una incidencia tan grande en el ataque del equipo. Ni siquiera en el año del doblete liga y Champions de la 2016-17 con Zizou a los mandos se puede comparar con la campaña en la que nos encontramos.

Toda esta numerología refleja la importancia del teutón en el esquema de Zidane y eso, el francés lo sabe: llevaba el 99% de los minutos jugados hasta que su cuerpo dijo basta ante el Granada. Este énfasis ante el marco rival no arrastra el descuido en tareas defensivas. Sin ir más lejos, promedia 7,13 robos por cada 90' en liga, por los 7,38 de todo un maestro en la materia como Casemiro

El partido frente al Galatasaray fue la última muestra de esa importancia. En el encuentro que le convertía en centenario en la máxima competición continental, Kroos resolvió el choque con un tanto marca de la casa, acompañando la jugada y llegando desde atrás. Además, esta temporada está mostrando el gran golpeo que tiene sin cuentagotas, como se pudo ver en el zapatazo con el que abría su cuenta personal en el debut liguero ante el Celta.

Objetivo: Eurocopa 2020

La mejora física del exfutbolista del Bayern es evidente y su recuperación para la causa puede apuntársela un Zidane que siempre ha confiado en él. El pasado año fue uno de los jugadores más criticados por la triste temporada blanca, llegando a costarle el puesto con la selección: "Creo que fue simplemente una decisión deportiva. No creo que fuera una decisión basada en la edad. Porque a los 29 años todavía se puede jugar bien al fútbol", se defendía el protagonista el pasado marzo.

Si algo tenía claro hace poco más de seis meses era que su estado de forma era simplemente un bache y que esa no convocatoria se quedaría en una mera anécdota, tras lo cual se marcaba un reto: "El objetivo común que tenemos con el entrenador es que yo esté en mi mejor forma en el verano de 2020". Hasta el momento, Kroos va por buen camino.