ESPANYOL

El Espanyol, una remontada contra la historia europea

Los pericos deben reponerse del peor arranque en LaLiga de cuantos jugaron previas de Europa League. Hace un año, sin ir más lejos, iba líder el Sevilla de Machín.

El Espanyol, una remontada contra la historia europea
RODOLFO MOLINA DIARIO AS

Toma este domingo Pablo Machín las riendas de un Espanyol obligado a resurgir, tras haber sumado solo cinco puntos en las ocho primeras jornadas. Un paupérrimo bagaje que en parte se atribuía al hecho de haber tenido que disputar en julio y agosto las fases previas de la Europa League. Sin embargo, y para mayor preocupación de los pericos, el rédito de estas clasificatorias es positivo en el inicio de LaLiga, si acaso el bajón se nota después. Así que debe reparar el Espanyol, a partir de su choque ante el Villarreal, una anomalía histórica.

Desde que existe el formato actual, con el séptimo con opciones de ir a la Europa League a través de las previas, ningún equipo había sumado tan poco a estas alturas como el blanquiazul. La excepción fue la Real Sociedad de la temporada 2014-15, que sí tenía cinco puntos, pero forma un caso aparte porque no llegó a clasificarse para la fase de grupos (lo eliminó el Krasnodar), por lo que no tuvo el desgaste que el Espanyol sí ha tenido al jugar entre semana contra Ferencvaros y CSKA de Moscú.

El primer club en acceder a Europa por esta vía fue el Deportivo 2008-09 (apeó a Bnei Sakhnin y Hadjuk Split), y con Miguel Ángel Lotina marchaba decimosegundo, con nueve puntos; terminó séptimo. Algo similar le sucedió el curso siguiente, 2009-10, al Athletic Club: eliminó a Young Boys y Tromso, sumaba 11 puntos y acabó LaLiga octavo.

Mejor incluso le iban las cosas a estas alturas al Getafe 2010-11 (echó al Apoel), que marchaba séptimo, con 13 puntos. Sin embargo, atención, acabó decimosexto. Nada que ver con el segundo equipo que accedió a Europa a través de las previas ese mismo verano, el Villarreal (derrotó al Dnepr Mogilev), que era segundo con 19 puntos y firmaría finalmente una brillante cuarta plaza.

Semejante fue la trayectoria del Atlético de Madrid 2011-12, que tras eliminar a Stromsgodset y Vitoria Guimaraes, sumaba ahora nueve puntos, siendo octavo, y acabaría quinto.

Más apuros pasó en la 2012-13 el Athletic Club (Slaven Koprivnica y Helsinki), con ocho puntos tras las ocho primeras jornadas y una discreta decimosegunda plaza al final. Y ocho puntos igualmente sumaba a estas alturas el Betis 2013-14 (Jablonec), que era decimotercero... Y que acabó descendiendo a Segunda como farolillo rojo y solo 25 puntos. Aviso para navegantes.

Ese mismo curso, también entraba en la Europa League por las previas (Podgorica y Slask Wroclaw) el Sevilla, que sumaba nueve puntos ahora y que sería quinto al final. Más lanzado empezó el Villarreal 2014-15 (apeó a Astana), que llevaba 14 puntos y era sexto, la misma plaza en la que concluyó. Una por encima, quinta, acabó al Athletic Club 2015-16 (Inter Baku y Zilina), que a estas alturas tenía ocho puntos. El propio Athletic invertiría los términos en la 2017-18, con 11 puntos en las ocho primeras jornadas (tras eliminar a Dinamo de Bucarest y Panathinaikos), pero finalmente decimosexto.

Y queda el Sevilla 2018-19, un referente porque fue el único como el Espanyol en superar tres previas (Ujpest, Zalgiris y Sigma Olomuc) y lo entrenaba Machín. A estas alturas, iba primero con 16 puntos, aprovechando el rebufo. Acabó sexto, posición que ocupaba cuando el actual técnico perico fue destituido, tras la jornada 27.

Las camisetas de Stjarnan, Luzern y Zorya, en el vestuario visitante del RCDE Stadium.

La pared de las conquistas

Entre el inconfundible aroma a Reflex, ese spray milagroso, y rodeado de vendas y esparadrapos, los rivales del Espanyol ya pueden ver, empezando por el Villarreal este mismo domingo, las últimas conquistas del conjunto perico. En la pared del vestuario visitante del RCDE Stadium figuran, enmarcadas y con la fecha de su primer enfrentamiento en el actual feudo perico, las camisetas de todos los adversarios. Y, desde este jueves, ya están las de los tres equipos con los que el Espanyol se midió en las fases previas de la Europa League: Stjarnan, Luzern y Zorya Luhansk. Un rincón de Islandia, Suiza y Ucrania permanece en Cornellà-El Prat.

Pero debe preparar al Espanyol más alcayatas para esa pared. Sin ir más lejos, el Ferencvaros, que ya visitó el estadio en la primera jornada de la fase de grupos. Y para Ludogorets y CSKA de Moscú, que lo harán por este orden. Serán los ilustres europeos. Los primeros, tal vez de muchos, en la pared de las conquistas.