Competición
  • Clasificación Eurocopa

FRANCIA - TURQUÍA

Francia-Turquía: Partido de alto riesgo por el conflicto en Siria

Las relaciones entre ambos países se han enfriado por la ofensiva turca en Siria. Se esperan 40.000 turcos y pitos al himno francés en el Stade France.

Demostración ultranacionalista en el borde Turquía-Siria.
SEDAT SUNA EFE

El Francia-Turquía de mañana será más que un simple partido de fútbol. Además de la importancia del encuentro con el liderato del grupo en juego, la ofensiva de Turquía en Siria esta semana contra las milicias kurdas ha provocado un enfriamiento en las relaciones entre galos y otomanos que se puede traducir en el estadio.

Turquía es el séptimo país con mayor porcentaje de inmigración en Francia. Con 301.950 inmigrantes, se encuentra por detrás de España, que cuenta con 309.049. Mañana, en el Stade France, más de 40.000 turcos estarán en las gradas y solo 3.800 ocuparán la zona de visitante. Más de 600 policías se desplegarán para el partido, más del doble que en un partido cualquiera de la selección francesa.

Noël Le Graet, presidente de la federación de fútbol francesa, se ha reunido esta semana con el Ministro de Asuntos Exteriores para abordar los riesgos del encuentro de mañana. En el partido de ida que se disputó en Konya, los turcos pitaron con efusividad el himno francés y parece que mañana se repetirá la misma imagen. Para ello, Le Graet ha pedido que se suban los decibelios para que la pitada de los turcos no supere a todo un símbolo del la nación gala.

Turquía es un país que relaciona el fútbol y la política para enaltecer a Erdogan. El pasado viernes, tras vencer en el último minuto a Albania con un gol de Tosun, los jugadores se fueron a celebrar la victoria con sus aficionados haciendo el gesto militar para apoyar al presidente tras haber iniciado los ataques sobre los kurdos en territorio sirio. Macron había rechazado las ofensivas días atrás y por ello la tensión ha aumentado en las últimas horas. No obstante, son muchos los turcos que mañana irán al estadio y que no tienen pensado pitar el himno ni buscar confrontaciones tras haberse criado en Francia y sentir respeto hacia el país que les dio la oportunidad de buscar una nueva vida.