Competición
  • Clasificación Eurocopa

ARSENAL

El modo Pausa de Dani Ceballos en el Arsenal

Dani Ceballos llegó el pasado verano al Arsenal cedido, procedente del Real Madrid, en el que se confirmaba como uno de los fichajes más interesantes del mercado de fichajes.

El modo Pausa de Dani Ceballos en el Arsenal
Steve Bardens Getty Images

Dani Ceballos llegó el pasado verano al Arsenal cedido, procedente del Real Madrid, en el que se confirmaba como uno de los fichajes más interesantes del mercado de fichajes. Un movimiento con fecha de caducidad, con inicio y final conocidos, pero que durante su duración podría traducirse en grandes momentos de fútbol del jugador español en la siempre mediática Premier League.

Una operación que, por aquel entonces, satisfacía a todas las partes. Unai Emery conseguía un futbolista deseado, el Real Madrid daba salida a un jugador que no entraba en los planes de Zidane y, además, Ceballos conseguiría los minutos que, a priori, no tendría en las filas blancas para optar a estar en la lista de España para la próxima eurocopa. Sin embargo, cerca de dos meses después, todo ha adquirido un clima diferente.

Sus primeros pasos como jugador Gunner fueron candentes. Su debut fue frío, en un St. James' Park que le daba la más pura de las bienvenidas al fútbol inglés, con una tarde lluviosa y con una suplencia por la reciente llegada al club. Sin embargo, en la jornada siguiente, firmó un extraordinario partido contra el Burnley, contribuyendo de forma muy directa a la remontada de los suyos y siendo la gran pesadilla de la defensa en los Clarets. Aquella tarde, se convirtió en el gran héroe. El primer paso que llamaba, parecía, a un fichaje acertadísimo.

Sin embargo, su presencia en el fútbol inglés se ha ralentizado, su rendimiento se ha difuminado, su determinación se ha erosionado. De más a menos notablemente. Dani Ceballos ya ha disputado 9 encuentros oficiales con el Arsenal y no ha disputado los 90 minutos en ninguno. 9 partidos de los cuáles en 4 de ellos ha sido titular y 5 suplente. En Old Trafford, frente al Manchester United, la última suplencia. Una ausencia en el once que llamó la atención teniendo en cuenta el gran cartel del partido, el imponente escenario y que volvió a dejar claro que Unai Emery tiene en la figura del joven Guendouzi su preferencia.

Lo que parecía un fichaje destacado, lo que parecía uno de los grandes movimientos de mercado del fútbol inglés, ha acabado estancándose dando como resultado la actual situación del centrocampista español del Arsenal. En 6 de sus 9 partidos disputados disputó menos de una hora de juego (en algunos casos incluso menos de 20 minutos) presentando a un futbolista más secundario que principal, más suplente que titular. En este contexto, entonces, lo que parecía la primera de muchas tardes románticas que dejó contra el Burnley en el Emirates Stadium ha acabando siendo una mera curiosidad.

En Manchester, en Old Trafford, apenas disputó 35 minutos, siendo suplente (incluso sin Özil, que no entró en la convocatoria), y su presencia sobre el húmedo césped fue poco más que presencial. Una nueva confirmación de una realidad que empieza a estar cerca de hacer saltar la alarma. Un nuevo argumento que llama cada vez más a la duda. Ni es titular es indiscutible, ni tiene los minutos esperados, ni parece ser la primera opción del técnico.