BARCELONA

El cruel purgatorio de Aleñá

El canterano, que sumó este martes su cuarto partido consecutivo fuera de la lista, ha pasado de titular a ninguneado en poco más de un mes.

El cruel purgatorio de Aleñá
GORKA LEIZA DIARIO AS

Carles Aleñá tiene motivos para estar preocupado. El canterano está viviendo un inicio de temporada ciertamente agónico y más si tenemos en cuenta que empezó el curso jugando de titular ante el Athletic tras haber completado una pretemporada modélica. Pero ese 16 de agosto todo se torció de una manera repentina: Aleñá solo jugó los primeros 45 minutos y ya no salió tras el descanso. Y desde ese día, su nombre ya no ha aparecido en ninguna convocatoria de Valverde.

De hecho, ya suma un total de cuatro partidos consecutivos -tres de Liga y uno de Champions- en los que ha de ver los encuentros desde su casa o desde la grada. Una situación ciertamente extraña para un jugador que sobre el papel iba a tener más protagonismo esta temporada. Desde su entorno tratan de relativizar la situación, aunque asumen un poso de extrañeza sobre esta repentina desaparición de las convocatorias. Es cierto que el mediocampo es la línea donde Valverde cuenta con más efectivos y posibilidades para hacer rotaciones, pero la situación de Aleñá es sumamente compleja porque ha pasado de titular a ninguneado en poco más de un mes.

El canterano no ha hablado todavía con Valverde sobre esta situación, aunque es consciente que la única forma de revertirla es con trabajo. Tampoco acaba de entender porque no le dejaron marcharse cedido al Betis este verano si finalmente iba a ser el último centrocampista de la lista.

Con estos 45 minutos sobre la mesa sólo tiene en estos momentos por detrás a Arturo Vidal, que acumula 42. Si bien en el caso del chileno ha podido participar en tres partidos mientras que Aleñá está en modo ‘off’ desde el día después al partido ante el Athletic en San Mamés.