Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • MotoGP
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial Ciclismo
Ligue 1
Lyon Lyon LYO

-

PSG PSG PSG

-

Liga Holandesa
Heerenveen Heerenveen HEE

-

Utrecht Utrecht UTR

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

PSV PSV PSV

-

Ajax Ajax AA

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

NUMANCIA

Veinte años de un debut histórico en Primera División

Lo hacía en casa, en el Nuevo Estadio de Los Pajaritos ante el Real Valladolid de Gregorio Manzano. El partido acabó el victoria para el Numancia.

Celebración del primer ascenso a Primera del Numancia
WIFREDO GARCIA ALVARO EFE

Hay fechas que ni se deben ni se pueden olvidar. En la familia del Numancia son varias con sus 75 años. El 9 de abril de 1945 su fundación, 19 de junio de 1989 ascenso a Segunda División B, 29 de junio de 1997, la ya famosa Copa del Rey de la temporada 94-95 y tal día como hoy, 22 de agosto de 1999. Hace veinte años el Numancia debutaba en Primera División. Lo hacía en casa, en el Nuevo Estadio de Los Pajaritos ante el Real Valladolid de Gregorio Manzano.

Manzano precisamente también era un debutando en la categoría tras haber completado una buena campaña en el Toledo, el Valladolid se fijó en él. En el Real Valladolid había jugadores como César, García Calvo, Eusebio, Harold Lozano, Vizcaíno, Congo o Caminero. Enfrente jugadores que en su mayoría debutaban en Primera División como Álvaro Núñez, Octavio, Perico Ojeda, Barbu, Jaume o Popescu por ejemplo. Otros ya habían debutado en la máxima categoría: Nagore, Iván Rocha (quien se enfrentaba a su exequipo), Caco Morán o Rubén Navarro.

Andoni Gokoetxea había llegado a Soria para coger los mandos de un equipo que dejaba atrás años de regional, Tercera, Segunda B y Segunda. Un equipo que difícilmente habría imaginado en 1993 que tocaría el techo futbolístico nacional cuando estaba condenado en aquel año a desaparecer. La tarde del 22 de agosto, domingo, era distinta. Calor, fútbol y nervios. Con una primera parte que ‘El País’ calificó como “soporífera” Rubén Navarro, siempre listo, se aprovechó de una mala cesión de Marcos a Ricardo, logrando otro gol más para la historia del club soriano. Manzano apostó tras el descanso por cambiar la línea de cuatro a defensa de tres, pero Pacheta y Nagore comandaban ese día el centro del campo.

Es más, Perico Ojeda vio como le anularon un gol. Aquella tarde está grabada en los que tuvimos la fortuna de vivirla y en los que la protagonizaron: “Recuerdo los nervios y la expectación que había en la ciudad. Muchos habíamos llegado al Numancia ese año, yo por ejemplo debutaba en España y en Primera. Recuerdo sobre todo las ganas de querer hacerlo bien y, por supuesto sin quitar mérito a nadie, aquella temporada logramos permanecer en Primera algo que no se ha vuelto a lograr” indicó a As el portero Álvaro Núñez.

Pasaban los minutos y el Numancia seguía por delante en el marcador. Nervios en los últimos cinco minutos por ver como se lograban unos puntos históricos. Puntos que se refrendaron cuando Caminero, quien había salido en el minuto 68, vio la roja directa. Tarde histórica y días igualmente recordados. El Numancia visitaría en la segunda jornada, al Real Madrid en el Santiago Bernabéu.


Consulta el especial realizado por AS sobre el Numancia.