Competición
  • Europa League
  • Euroliga

INGLATERRA

Pedro, el faro que guía los primeros pasos del Chelsea 19-20

El jugador canario demuestra que puede ser el gran referente ofensivo y en el campo tras la importante salida de Hazard del equipo londinense.

Pedro, jugador del Chelsea
MURAD SEZER REUTERS

El Chelsea hace frente a una temporada 2019/20 diferente y complicada tras una sanción que le privaba de fichar durante dos ventanas del mercado de fichajes. Cumplida la primera (este verano), el bloqueo se mantendrá también el próximo mes de enero. Así, un verano limitado que ha obligado al club londinense a tomar medidas alternativas, a forjar nuevos caminos para comenzar el nuevo curso deportivo de la mejor de las maneras.

Sin poder fichar, Frank Lampard (que volvía al club de su vida, ahora como entrenador) tuvo que echar mano de una sólida base ya conocida de la temporada pasada, repescar a varios jugadores que estaban cedidos por el fútbol europeo y, también, solventar alguna que otra renovación para solidificar el proyecto de los próximos meses. Un Chelsea de carácter doméstico, familiar, que tendría en la figura de Pedro Rodríguez una cara reconocida que, ahora iniciada la temporada, se está convirtiendo en uno de los faros más brillantes del equipo.

El proyecto partía con las dudas innatas de un verano sin fichar, con el hándicap de no poder reforzarse y sí sus rivales. Y la visita a Old Trafford en la primera jornada liguera no sirvió precisamente para ayudar en los intereses londinenses. La goleada 4-0 contra el Manchester United no ayudó demasiado en el contexto dubitativo, sino que añadió más problemas todavía. El Chelsea salía derrotado duramente, agotado física y mentalmente, pero con un Pedro que había sido una de las notas más positivas del equipo en su visita al 'Teatro de los Sueños'. De lo poco destacable aquella veraniega tarde en la ciudad del grupo Oasis.

Y frente al Liverpool, en la Final de la Supercopa de Europa en Estambul, mantuvo la línea, mantuvo su protagonismo, siguió con una actuación destacable que volvió a convertirle en una de las notas más altas del conjunto de Lampard. Quizás junto al francés Kanté. Pero ya son dos encuentros. Dos partidos en este tramo inicial de temporada de máxima exigencia, ante rivales de mucho potencial (los dos clubes históricos por excelencia en Inglaterra, como Manchester United y Liverpool), en los que Pedro Rodríguez ha sido la gran solución ofensiva. Por fuera, en el juego exterior, pero también de forma interna, centrando su posición. De una forma u otra, apareciendo como el gran peligro del ataque. A falta de referencias claras (hace unos meses compartía competencia con Morata o Higuaín), quizás sólo Olivier Giroud se presenta como la opción puramente de ataque. Y es ahí donde Pedro está siendo la solución aparentemente correcta, perfecta.

Lo cierto es que Pedro ha jugado desde su llegada al fútbol inglés, ha tenido regularidad, pero siempre aparecía en un segundo plano, ofreciendo soluciones y aportando en el aspecto ofensivo. Ahora, en cambio, parece haber dado un paso adelante, parece haber cogido las riendas de la responsabilidad y, desde su experiencia, está adquiriendo un grado importante de protagonismo en los primeros pasos del curso deportivo tanto en el césped como en el vestuario.

Contra el Liverpool, en Supercopa de Europa, aparecieron jugadores como Pulisic o Kanté, y el tono del equipo cambió, el estado deportivo mejoró notablemente pese a la derrota final en la tanda de penaltis, pero Pedro se mantuvo firme con un protagonismo que demuestra que puede ser el gran referente ofensivo y en el campo tras la importante salida de Hazard. A la ausencia del belga por traspaso, el verano todavía priva al aficionado Blue de ver en acción en su plenitud a Willian. Un vacío aparente y deportivo que está siendo aprovechado a la perfección por el jugador canario, que ya empieza a ser de lo más destacado en estos primeros pasos oficiales del nuevo Chelsea de Frank Lampard. Sin duda alguna, una de las mejores noticias veraniegas del Chelsea.