Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

CHAMPIONS LEAGUE

La caída del Oporto en Champions catapulta al Benfica

La derrota de uno de sus máximos rivales en Portugal implica que no tendrán que cruzarse en la fase de grupos con equipos de la talla de Real Madrid y Atlético.

La plantilla del Benfica durante un partido.
Patricia de Melo Moreira AFP

El Oporto cayó eliminado en la previa de la Liga de Campeones contra el Krasnodar tras perder 2-3 en el partido de vuelta a pesar del 0-1 a favor del encuentro de ida. El resultado ha sido un mazazo para el conjunto que dirige Sergio Conceiçao, que ha participado en la máxima competición europea hasta en 32 ocasiones.

El Oporto no contaba con este desastre, y menos aún con que su derrota vaya a significar una oportunidad de oro para uno de sus mayores rivales. Y es que el Benfica es el gran beneficiado de todo esto en Portugal, ya que no solamente será el único representante luso de un competición con la que los dirigentes de los dragones esperaban obtener beneficios económicos importantes.

El Benfica dependía tanto del Ajax como del Oporto para saber en qué bombo del sorteo iba a entrar de cara a la próxima edición. Estaba encuadrado en el bombo 3 a la espera de que uno de esos dos equipos cayera eliminado, y al quedar fuera los portugueses el Benfica ha ido a parar directamente al segundo bombo.

Esto significa una gran ventaja, ya que pertenecer al segundo bombo del sorteo implica no enfrentarse a clubes como Real Madrid, Atlético de Madrid, Nápoles, Tottenham, Borussia Dortmund, Ajax (si ganan al APOEL en la última ronda) o Shaktar Donestk.