Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

INGLATERRA

Özil y Kolasinac, envueltos en una batalla de bandas

El atraco que sufrieron hace dos semanas ha derivado en una batalla entre los atracadores y otra de Europa del Este que ha prometido defenderles.

El problema de Özil y Kolasinac va para largo. Hace varias semanas intentaron robarles con cuchillos cerca de casa de Kolasinac, el lateral se defendió y Özil huyó con el coche y avisó a la policía. Esta situación llevó a que los dos jugadores no fueran convocados en el partido contra el Newcastle por motivos de seguridad. Motivos que parecían cristalizar el pasado fin de semana cuando dos hombres fueron detenidos en las inmediaciones del hogar del alemán por desorden público. La historia no ha acabado aquí. Según ha publicado The Sun, los dos jugadores se habrían visto envueltos en una batalla de bandas que ha aumentado la tensión y el peligro para los gunners.

La pasada semana, Unai Emery comunicó en rueda de prensa que Özil y Kolasinac no iban convocados por motivos de seguridad… y que probablemente no sería el único partido al que no acudieran. El club estaba llevando el asunto con secretismo, permitiendo a las fuerzas de seguridad inglesas hacer las investigaciones necesarias en el más absoluto silencio. El asunto necesitaba y necesita de precaución. El incidente va mucho más allá de dos simples atracadores intentando atracar a futbolistas.

Los dos delincuentes que protagonizaron el intento de robo de sus relojes a los gunners pertenecen a un grupo criminal del norte de Londres, hogar del Arsenal. No pudieron perpetuar el atraco gracias a la defensa de Kolasinac y a que Özil huyó para llamar a la policía, pero lo volverán a intentar. Esta vez han amenazado con robarles absolutamente todo.

Ante el primer robo, una banda de Europa del Este que, en teoría, no conoce ninguno de los dos jugadores y que actúa en la capital inglesa advirtieron a los ladrones que no tolerarían otro ataque a los futbolistas. Los ladrones, molestos por la advertencia, avisaron de que nadie les podría intimidar y, como respuesta, han aumentado sus amenazas.

La esposa de Kolasinac ha huido

Los jugadores han tomado medidas para evitar riesgos mientras las amenazas se suceden, han llegado a ser advertidos a través de Internet. Una de las medidas es vigilancia 24 horas. La policía está muy pendiente en los avances de la operación, pero han contratado seguridad privada que vigila su casa en todo momento.

La vigilancia no ha sido suficiente para Bella, la esposa de Kolasinac. Temerosa por las amenazas, según publica The Sun, ha regresado a Alemania, país de residencia de la pareja.