REAL MADRID

La 'Generación Z' del Real Madrid

El joven Miguel Gutiérrez es el primer canterano en debutar nacido en el siglo XXI. Una quinta que sigue la de Antonio Blanco, Víctor Chust...

Miguel Gutiérrez se estrenó con el Madrid.

Son la generación digital que no sabe cómo funciona un walkman ni qué es una cabina telefónica, y que cuando nació, el Real Madrid ya tenía ocho Copas de Europa y estaba engendrando la Novena. La Generación Z (los nacidos ya en el siglo XXI, aunque los sociólogos no se ponen de acuerdo al acotarla) llega al primer equipo blanco: Miguel Gutiérrez se convirtió en Múnich en el primer canterano de la quinta de 2001 en debutar con el primer equipo, en el 5-3 al Fenerbahçe. El futuro de La Fábrica ya está aquí...

Del 2000. Gutiérrez asoma la cabeza como nexo de unión con otra quinta, la del 2000, que ha subido al Castilla. Raúl dispondrá de Antonio Blanco, el capitán del pasado Juvenil A. Ya ha subido Víctor Chust, central. Los dos, junto a Gutiérrez y Moha, formaron el póquer de madridistas que ganó la semana pasada el Europeo Sub-19 y en la que habría estado César Gelabert (también en el Castilla) de no haberse fracturado la clavícula. "Miguel Gutiérrez ha sido el primero, pero es una buena muestra de lo que viene. Muy adaptable, con muy buen nivel técnico y táctico y además tiene gol...", dicen en la casa.

Cotizados. Gutiérrez le dijo que no al Manchester United hace dos veranos. Esa competencia feroz con Inglaterra funciona en las dos direcciones. Eneko Delgado, mediocentro también con el 2001 en su DNI y amamantado en la cantera vizcaína, llegó a Valdebebas en 2014 cuando el Chelsea le estaba tentando.

Fichajes. El club también otea el panorama nacional y acaba de hacerse con dos promesas baleares (también 2001) para el Juvenil A: el mallorquín Pablo Ramón (central) y el menorquín Sintes (mediocentro). Guerre, que debutó en Segunda con el Rayo Majadahonda y cumplió ayer 18 años, también es una novedad.

Y los Sub-17. Por detrás vienen más, porque el papel madridista en las inferiores de España es omnipresente. En el pasado Europeo Sub-17 (en mayo) participaron Carrillo, Rafa Marín y Aranda, y se cayó a última hora, por lesión, Llario.