Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

Finalizado

INTERNACIONAL

El PSG cede en la última jugada y luego cae en los penaltis

Los parisinos, con resultado a favor durante todo el partido, empatan ante los neroazzurri en la última jugada. Herrera, Sarabia y Bernat fueron titulares.

Mbappé y Draxler tratan de robarle el balón a Barella durante el encuentro (foto vía Twitter @Inter).

El PSG, aún sin Neymar en condiciones físicas para jugar, empató a uno ante el Inter de Milán en el tercer partido de pretemporada para los parisinos. Los de Tuchel, con bastantes habituales ya en el once, se dejaron la victoria en la última jugada del partido en un disparo de Longo que Areola no atajó y en la que quizá pudo hacer algo más, empañando un partido casi perfecto del portero del PSG. Después, en los penaltis, los neroazzurri se impusieron por 6-5.

Tuchel continúa probando cosas en el PSG. Si en los dos primeros partidos había colocado a Ander Herrera en la base cuando el equipo tenía la posesión, esta vez fue Verratti el organizador del conjunto parisino. Y la premisa parece muy clara con Ander Herrera. El objetivo de colocarlo a otra altura no solo tiene una connotación ofensiva -el ex del Manchester United gira muy bien con la pelota- sino que también sirve para tener a un jugador en campo rival que, cuando el PSG no termine jugada, presione de manera intensa para evitar una posible contra. Ante el Inter se pudo ver el matiz durante varias ocasiones, y con el fichaje de Gueye a la vuelta de la esquina, no es descartable ver a Verratti organizando y a Gueye y Ander Herrera por delante suya como medida de presión del PSG, algo que no tenía el equipo parisino desde la marcha de Matuidi a la Juventus.

El principal protagonista de la primera parte del PSG, aparte de Ander Herrera, fue Areola. Tras conocerse la noticia de que Tuchel le había dado la titularidad, el internacional francés devolvió la confianza con varias paradas de primer nivel. El PSG sobrevivió los primeros compases ante un buen Inter gracias en parte a la intensidad del ex Villarreal. A pesar de su fallo en el gol, realizó una primera parte en la que desesperó a los italianos en cada jugada de ataque.

Tuchel volvió a jugar con tres centrales, y ahí también introdujo un matiz que puede desvelar lo que va a ser su PSG en la línea defensiva. Kurzawa y Kehrer jugaron como centrales en la izquierda y la derecha respectivamente y Diallo, fichaje del PSG en verano procedente del Dortmund, actuó de líbero. También tuvo este matiz un doble significado: por una parte, Diallo de líbero tiene muchos más abanicos para salir conduciendo con la pelota que si lo hace escorado a la izquierda. Fueron muchas las veces en las que el ex del Dortmund arrancó en carrera cuando el PSG no podía conectar con Verratti, y se consolidó como una variante para la salida de balón de los de Tuchel. Por otra, cada vez que un delantero del Inter salía de zona, era Diallo el que iba con él fuera la parte del campo que fuera. Y lo hizo de maravilla, ya que tiene una zancada muy destacada.

El PSG se adelantó ante el Inter gracias a un gol de Kehrer en una jugada a balón parado. La misma, botada por Sarabia, encontró al alemán, que con mucha fuerza se impulsó y batió a Handanovic. Fue el 1-0 justo antes del descanso que le dio un alivio al PSG, ya que el Inter había sido superior en la primera mitad. Tras la reanudación, Areola continuó siendo el mejor de los parisinos con dos paradas de prestigio, cimentando su posición de titular en la portería del PSG. En el minuto 60’, Tuchel introdujo muchos cambios y el PSG fue un equipo distinto al de los compases anteriores.

Con un equipo plagado de canteranos, pero con la vuelta de Edinson Cavani al equipo, el PSG aguantó con la pelota el 1-0 ante el Inter. Los de Conte, con también muchas novedades en la segunda mitad, como Godín o Borja Valero entre ellas, encontraron por medio de Longo un gol inesperado. El disparo no requería mucho esfuerzo para Areola, pero el canterano del PSG, como es habitual en él, sufrió los efectos colaterales de su exceso de confianza y no blocó el disparo de Longo. Empate a uno que decidieron los penaltis por 6-5 a favor del Inter. Aouchiche y Zagre, que estaba siendo de los mejores del PSG en los primeros partidos, fallaron por el lado francés.