Competición
  • Champions League

PSG

Al-Khelaifi reacciona: habrá querella contra Mediapart

El presidente del Paris Saint Germain actuará contra los medios de comunicación que revelaron que, supuestamente, pidió al futuro Emir de Qatar 2 millones de euros para el representante de Pastore.

Al-Khelaifi reacciona: habrá querella contra Mediapart
FRANCK FIFE AFP

"Vamos a presentar una querella por falsificación y uso de documentos falsos", ha comunicado Francis Szpiner, abogado de Nasser al-Khelaïfi al periódico L'Equipe. "Mediapart se negó a dárnoslos, supuestamente por el secreto de las fuentes, y lo publicaron inmediatamente después", ha añadido el abogado del presidente del Paris Saint Germain acerca de lo publicado por este medio en colaboración en sus investigaciones con The Guardian y Der Spiegel.

La nueva revelación de Football Leaks acusó directamente a Al-Khelaifi, el presidente del París Saint Germain. Según han revelado las investigaciones llevadas a cabo por los tres medios, el presidente del París Saint Germain habría pagado directamente dos millones de euros a Marcelo Simonian, el agente de Pastore, por la operación en la que el futbolista llegó al club procedente del Palermo por 40 millones de euros. Esta acción es ilegal según la normativa FIFA y las de la liga francesa. El presidente ha sido interrogado, pero, según el diario inglés, no habría facilitado información correcta al juez galo.

The Guardian ha detallado una carta firmada por Al-Khelaifi y dirigida al futuro jefe de estado de Qatar solicitando un pago de 2 millones de euros para los agentes del argentino. Además, también habría solicitado 200.000 euros para la compañía privada Oryx QSI, que dirige su hermano, por los trámites de la operación. En esta carta, además, el presidente del PSG afirmaría que no dio información exacta a Rnaud Van Ruymbeke, el juez que llevó a cabo la investigación, durante el interrogatorio.

Según los reglamentos de la FIFA, en el artículo 7 y el 8, “cualquier pago por el servicio de un intermediario se hará exclusivamente por el cliente del intermediario a este”. Además, The Guardian revela que este pago también violaría la ley 222-17 del Código de Deportes de la liga francesa. Este artículo afirma que “el presidente de un club no puede pagar personal ni directamente la comisión de un agente”.

Las palabras exactas de la carta, escrita en árabe, revelada por el diario británico afirman que está “basada en las instrucciones verbales de Su Alteza el Jeque Tamim bin Hamad Al Thani, heredero del trono, que Dios lo proteja y conserve, respecto al pago de la comisión para el agente a cargo del jugador Javier Pastore, un pago de 2 millones de euros a cargo de la transferencia del italiano desde el Palermo al París Saint Germain, además de los gastos de Oryx QSI, que ascienden a 200.000 dólares americanos”. Al final de la carta, el presidente del PSG daría las instrucciones sobre cómo hacer el pago.

Al-Khelaifi y Marcelo Simonian se defienden

Los abogados del presidente del París Saint Germain ya se han pronunciado en el diario inglés sobre esta filtración. Se abogan al conflicto de Qatar liderado con los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí, para afirmar que apareció “gran cantidad de información engañosa y documentación falsa sobre el Estado de Qatar”. En relación a esto, no pueden admitir que el material sea auténtico, aunque se negaron a proporcionar prueba alguna sobre su inocencia.

Marcelo Simonian también se ha defendido de la acusación. El representante de Pastore ha afirmado no haber negociado con Nasser Al-Khelaifi, sino con Leonardo, y no saber nada de Oryx QSI. De confirmarse la noticia, el representante habría cometido una doble ilegalidad, pues no podía recibir ningún pago por la transferencia de parte del jugador, ya que también fue intermediario del Palermo. Según las leyes francesas, no puede ser representante de dos de las partes. Sin embargo, los documentos filtrados por Football Leaks a través de Der Speigel habrían demostrado que un amigo del representante contactó un mes después con el club y les exigió el pago por la transferencia del jugador. Días después habría comunicado que el pago ya se había hecho efectivo.