Competición
  • Tour Francia
  • Copa de África

SEVILLA

Dabbur: "Israel ha cambiado; ojalá el fútbol traiga paz"

Fichado por el Sevilla, Munas Dabbur se ausentó de una lista de Israel porque se casaba. Su condición de musulmán le puso en el disparadero.

Munas Dabbur posa para AS en la concentración del Sevilla en Portugal, donde el equipo nervionense se entrena durante estos días.
DIARIO AS

¿Cómo pasa esta primera semana en el Sevilla?

Las primeras impresiones son realmente buenas aunque apenas lleve unos pocos días aquí. Esto es totalmente diferente a lo que he vivido antes. Lo primero es aprender el idioma para tener una buena relación con los compañeros dentro y fuera del campo. La calidad y la intensidad es muy alta, jugar en LaLiga es un sueño y un reto para mí.

¿Alguna sorpresa?

Ya esperaba llegar a un gran club con jugadores top. No me ha sorprendido nada de eso. Tampoco el entrenador, Lopetegui, que ha estado en algunos de los mejores equipos del mundo. Lo que tengo que intentar es adaptarme lo más rápido posible. Sé que esto no va a ser como Austria, ahora debo comprobar lo diferente que es jugar en España y lo que me va a costar hacerme a este nuevo fútbol.

Ha sido Pichichi en Suiza y Austria en tres de los últimos cuatro años. ¿Se ve manteniendo ese ritmo goleador?

Eso espero. Al final se trata de meterla en la portería, miden igual en todos sitios. Por supuesto que no será fácil porque ésta es la mejor Liga del mundo, con los mejores oponentes. ¿Una cifra? No me la quiero poner pero sé que en un equipo como el Sevilla, donde se crean ocasiones, puedo marcar muchos tantos.

En pocos meses ha fichado por el Sevilla y se ha casado. Hubo mucha polémica en Israel porque no pudo acudir a la convocatoria con la selección. ¿Cómo quedó eso?

Afortunadamente, lo que ocurrió con el equipo nacional está olvidado ya. Dije que no podía cambiar la boda y se comprendió. ¿La polémica? Es la primera vez que me ocurre algo así en mi carrera. No he tenido un problema con ningún entrenador ni director deportivo, es la primera vez que me pasaba algo así. Me considero una persona positiva y alegre. Mi mujer está feliz en Sevilla y creo que todo volverá a ser como antes y seguiré jugando con Israel.

¿Se ha dimensionado todo por ser usted musulmán?

Espero que no. Además, en el último año hay una gran diferencia, las cosas han cambiado porque tenemos un seleccionador austriaco (Herzog) y un staff también de allí. Es algo muy grande que cinco musulmanes puedan jugar en el once de Israel. El problema es cuando empiezan a hablar de política.

¿A qué se refiere?

A que en el equipo israelí no nos gusta hablar de política, solamente de fútbol. Se leen en Prensa muchas cosas que no son la realidad. En la selección de Israel hay árabes y judíos y nos llevamos bien. A veces se quieren politizar las cosas y se equivocan, porque sólo pensamos en el balón.

Pero entiende que haya algo de revuelo, con la tensión existente en la región.

Eso es evidente, claro. Ojalá lo que está ocurriendo en el equipo nacional, todos juntos unidos, ayude a traer la paz a toda la zona. Creo que el deporte de elite, además de entretener, puede hacer que la gente se entienda.

¿Es verdad que no le dejaron entrar en Dubai cuando jugaba en el Red Bull Salzburgo por ser israelí?

Sí. Me tuve que venir a España con el equipo Sub-21. Yo estaba seguro de que me darían el visado, especialmente porque soy árabe.

¿Y que Salah dijera que no le quería a usted en el Liverpool por eso mismo, por su nacionalidad?

Esa historia no es verdad. Tengo amigos egipcios que hablaron con Salah y él les aseguró que nunca había dicho que no me quisiera en el Liverpool. En todo caso, nunca hubo una oferta oficial, sólo me vincularon porque estaba en Inglaterra de vacaciones. Jugaremos pronto contra el Liverpool (en Boston, el 21 de julio). Ojalá vea a Salah y seguro que hablaremos.

Hablando de grandes jugadores, ¿tiene algún ídolo?

Ronaldo, el brasileño. Crecí viendo sus partidos, siempre he sido un gran fan de la selección de Brasil. Espero poder conocerle cuando juguemos contra el Valladolid.