SPORTING

Javi Fuego, tras los pasos de los legendarios Quini y Eloy

El regreso del mediocentro poleso es protagonista de un regreso a Gijón tan sonado como los de aquellos míticos delanteros

Javi Fuego
JUAN AGUADO DIARIO AS

Javi Fuego es el futbolista número 44 en la historia del Sporting que regresa al club rojiblanco después de haber vivido al menos una etapa anterior en el club rojiblanco. Sin embargo, son muy pocos los que se pueden considerar referentes de un regreso realmente relevante. En este sentido, sin duda, Enrique Castro ‘Quini’ y Eloy Olaya son los precedentes del poleso.

La vuelta de Jony fue la más sonada de los últimos años en los que hubo otras idas y venidas importantes; es el caso de Stefan Scepovic, por ejemplo. Pero hay que tirar de historia para encontrar futbolistas con varias temporadas a su espalda, con más de un centenar de partidos de rojiblanco, con peso y poso en la trayectoria del club, que hicieron carrera lejos de El Molinón después de ser traspasados y eligieron volver a casa antes de la retirada.

Fuego salió traspasado al Levante (600.000 euros, 100 millones de pesetas) tras cuatro temporadas completas en la primera plantilla del Sporting, con 117 partidos disputados entre Liga y Copa del Rey. Ahora regresa con la experiencia de casi 400 encuentros más en sus piernas repartidos en seis equipos y en todas las competiciones nacionales, Champions y Europa League.

 

80 millones

Enrique Castro, el inolvidable ‘Quini’, fue traspasado en el verano de 1980 al FC Barcelona, por 80 millones de pesetas con 31 años de edad, después de 12 temporadas en el Sporting y 417 partidos disputados en España y en la Copa de la UEFA. La camiseta azulgrana fue la única de ‘El Brujo’ durante los cuatro años antes de regresar con 35.

Las tres últimas campañas como sportinguista y como futbolista (1984-1987), sumaron 73 partidos en su hoja de servicios rojiblanca. Quini alargó su carrera 19 temporadas, con más de 600 partidos jugados (613) y nada menos que 309 goles que le dieron siete ‘Pichichis’, al margen de los 35 partidos y ocho goles con la Selección absoluta con la que disputó dos Mundiales (Argentina-78 y España-82) y la Eurocopa de Italia-80.

El otro retorno de gran relevancia histórica lo protagonizó Eloy Olaya, que llevaba la mitad de temporadas que Quini en el primer equipo del Sporting, seis, cuando fue traspasado al Valencia por 95 millones de pesetas. Atrás dejaba el internacional gijonés, mundialista en México-86, seis años de rojiblanco con 204 partidos disputados. Siete campañas en el club de Mestalla –en aquel tiempo conocido como estadio Luis Casanova-- y vuelta a Gijón, con 31 años, para vestir de rojiblanco en El Molinón dos temporadas más (44 partidos).

 Ablanedo, Cholo Dindurra y Bilic

Otros casos que merecen especial mención son los de José Luis Ablanedo, el hermano del legendario portero internacional, que se fue al Espanyol después de siete temporadas en el Sporting (150 partidos) para regresar tras una temporada en el equipo de Sarriá. Ablanedo I, como se le conocía futbolísticamente, cerró su etapa sportinguista con dos temporadas más en las que añadió otros 24 partidos.

O la similitud entre Mate Bilic y Cholo Dindurra, que vivieron solo una temporada en el Sporting, antes de regresar para hacer carrera de rojiblanco. El croata estuvo seis temporadas (2007-2013), unas cuantas menos que el legendario delantero gijonés que jugó 10 campañas en el Sporting (1943-1953) antes de retirarse en el Avilés.

Pero es que hay muchos más nombres relevantes del fútbol con al menos dos etapas en el Sporting. Uno de ellos fue el legendario Herrerita, con principio y final en el equipo de su ciudad natal, después de toda una vida en el eterno rival, el Real Oviedo. Otro, el internacional ruso Igor Lediakhov.

Muchos de ellos vivieron dos etapas porque fueron protagonistas de una cesión, como el ruso, o como los casos recientes de Babin, Pablo Pérez, ambos en la plantilla actual, y Roberto Canella.