Competición
  • Clasificación Eurocopa

REAL MADRID

'Emperador' Kubo: la perla nipona ya ilusiona al Madrid

La joven estrella japonesa ha destacado en la Copa América y se ha ganado con sus actuaciones que Zidane se lo lleve a la próxima pretemporada de partidos en EE UU.

El Real Madrid cree que al fin ha pescado la estrella asiática que llevaba años buscando: es Takefusa Kubo. El joven talento japonés (18 años) regresó ayer a Tokio con su selección tras completar una notable Copa América y aumentar la ilusión que le tiene el club blanco. El atacante nipón estará a caballo entre el Castilla y el primer equipo. Se seguirá una fórmula como la que se siguió con Odegaard en su momento: intervendrá en parte de la pretemporada blanca y también se entrenará regularmente a las órdenes de Zidane.

El fichaje de Take Kubo ha sido una de las sorpresas del verano blanco en lo que fue casi el aperitivo del atracón de fichajes (se anunció el pasado día 14, justo después de los de Jovic, Hazard y Mendy). Y el club blanco le tiene fe. "¿Qué tal lo hizo anoche Kubo?", preguntó el propio Florentino en un corrillo el día de la presentación de Rodrygo en el Bernabéu. En privado, en Chamartín se insiste en que no es un fichaje publicitario y la actuación del pequeño zurdo asiático en la Copa América lo refrenda. Kubo tuvo el pase de Japón a cuartos de final con su gol en el minuto 94 a Ecuador, pero se lo anularon por fuera de juego tras la revisión del VAR...

En Brasil ha venido dando espectáculo y no le ha pesado haber debutado hace apenas un mes con la elástica japonesa, el segundo más precoz en la historia de los Samuráis Azules. Sólo han intentado más regates que él (16) en esta Copa América su compañero Nakajima (17)... y Leo Messi (23). Tantas veces ha escuchado Kubo que es el Messi japonés desde sus tiempos en Barcelona que parece no querer saber nada de esas posibles similitudes. "No me gusta que me comparen con un futbolista tan grande, pero seguiré trabajando", comentó, en perfecto castellano, tras caer ante Chile en Sao Paulo.

La integración de los futbolistas japoneses en el fútbol europeo siempre fue un hándicap para dejar el país del Sol Naciente, pero en Madrid no tendrá ese problema. "Está acostumbrado a una metodología de trabajo de club europeo de élite y que hable español a la perfección le ayudará", aseguran en Valdebebas. Los tres años de Kubo en La Masía fueron un máster futbolístico que ahora ampliará en La Fábrica blanca.

Pero lo que más genera expectación en Concha Espina es ver qué puede hacer primero Raúl en el Castilla y en el futuro Zidane con una perla que crece a cada partido. Hizo cuatro goles en sus últimos cuatro encuentros con el Tokyo FC antes de marcharse a la Copa América. Sus paisanos vislumbran un nuevo emperador del fútbol japonés. Nobuyuki Kawaguchi, exportero internacional, decía esta semana en la Prensa nipona que Kubo ha pasado "de ser buen jugador a uno terrorífico" y le ve liderando a la selección de Japón "durante la próxima década". Kazu Miura, una leyenda y el primer japonés en cruzar el charco para jugar en Brasil, va en la misma línea: "Es el mejor de su edad".

También un filón mediático y un potencial reclamo para un mercado, Japón, que no visita el Madrid desde 2005 cuando jugó dos encuentros en Tokio (contra el Tokyo Verdy y el Jubilo Iwata). La entidad blanca no tiene en estos momentos ningún patrocinador ni global ni regional japonés, aunque esté extendido por los países aledaños a través de la empresa coreana Hankook y las chinas ManBetX y China City Bank. Algo que podría cambiar ahora bajo el influjo de Kubo...