Competición
  • Tour Francia
  • Europa League
  • International Champions Cup
Tour Francia
Toulouse - Bagnères de Bigorre
Corredor Tiempo
Simon Yates 04:57:53
Peio Bilbao +00:00:00
Gregor Mühlberger +00:00:00
Europa League
International Champions Cup

TERCERA DIVISIÓN

Juega en Tercera División y ya es internacional con Palestina: la historia de Yaser Hamed

A sus 21 años, ha sido convocado por el seleccionador por su rendimiento en el Portugalete. Compagina el fútbol con estudios de Ingeniería Química.

Yaser Hamed, en un partido con el Portugalete.
Portugalete

Yaser Hamed (21 años) es el protagonista de una historia anómala en el panorama fútbol mundial. Él juega en el Portugalete, equipo de Tercera División o, lo que es lo mismo, de la cuarta categoría en España. Desde luego, no responde a los parámetros típicos de un internacional. Sorprendentemente, incluso para él, ha sido convocado con la selección de Palestina y debutará este verano bajo los ojos del mundo.

Nacido en Leioa, su madre es natal de Miranda de Ebro y tiene la doble nacionalidad por su padre, natural de Gaza. Su vida es frenética: además de jugar al fútbol es estudiante de Ingeniería Química y se dedica en cuerpo y alma a trabajar su físico. En una sola frase, se explica el por qué ha llegado a cotas insospechada. Su tiempo libre es: "Trabajo, trabajo, trabajo".

Está ante lo que puede ser, y a buen seguro será, un año para el recuerdo: internacional en Tercera, primer jugador del Portugalete que debuta con una selección y posible ascenso a Segunda B por tercera vez en la historia del club. Para ello, él y su equipo deberán remontar un 2-1 contra el Prat. Yaser Hamed habla de ello y de su llamada, con As:

Le ha convocado Palestina. Debía ser impensable para un futbolista de Tercera División ser internacional...

Es un caso peculiar, suelen convocar a gente de Primera, Segunda... Es raro ver que un jugador de Tercera sea convocado con la absoluta. Cuando recibí la llamada respondí amablemente. Estoy encantado de ir con la selección.

¿En qué momento se enteró que iba a ser convocado?, ¿cómo reaccionó?

Me llamó hace tres o cuatro meses, aunque la noticia haya salido ahora. La primera vez que se puso en contacto conmigo, me quedé un poco bloqueado, me sorprendió bastante. Luego me explicó todo y estoy muy contento con la noticia.

¿Cómo fue el proceso?, ¿cómo se fijó un seleccionador palestino en un jugador de Tercera División?

No lo sé, la verdad. Igual han rastrado jugadores por España, no sé... Lo importante es que se ha dado el caso y estoy contento y orgulloso de poder representar al país de donde es mi padre y estoy muy ilusionado.

¿Es quizás el primer internacional de la historia del Portugalete?

Creo que sí. Me comentaron que tuvieron un jugador, Igor Engonga, que fue convocado, pero no llegó a coincidir. Si no soy el primero, de los primeros.

Sea el primero o no, el Portugalete esta temporada solo ha encajado 21 goles. Usted juega atrás, ha tenido motivos el seleccionador para convocarle...

Es trabajo de todo el equipo. Somos uno de los equipos menos goleados del fútbol nacional, pero eso no es cosa individual, es trabajo de todos. El Portugalete ha hecho una temporada increíble y ahora buscamos rematarlo en la vuelta de la final por el Playoff de ascenso para estar en Segunda B que es donde merece estar el club. Lo más importante ahora es el partido del domingo, luego la selección ya vendrá.

El Portugalete no consiguió subir en el primer intento, pero sigue vivo. Solo ha jugado dos años en Segunda B. Ya ha hecho historia siendo internacional jugando en Tercera y ahora también la puede hacer el equipo ascendiendo.

De hecho, creo que ya hemos hecho historia con nuestro récord de puntos y ojalá podamos celebrar el ascenso el domingo.

¿Qué les está pasando en este final de temporada? Solo consiguieron una victoria en los últimos cinco partidos de fase regular, ningún triunfo en La Florida en este Playoff. ¿Por qué no encuentran las sensaciones de principio de año?

En los últimos partidos de Liga, al tenerlo prácticamente ganado, jugaron futbolistas con menos minutos, tuvimos bajas... Al final, lo más importante es que estamos en el último partido del Playoff y estamos convencidos de que lo vamos a conseguir.

Juegan contra el Prat, que les ganó por dos goles a uno en la ida. Un equipo que quedó cuarto en la temporada regular y ha llegado hasta el final. Eso habla mucho de la dificultad de la categoría.

Encima en primera ronda jugamos contra el Llagostera, un equipo muy fuerte. El Prat es de ese estilo: equipo potente, que encaja pocos goles. Si ha llegado hasta la última ronda es que no es equipo fácil. Conseguimos marcar gol fuera de casa que eso nos da mucha vida. Trataremos de rematarlo este domingo de la mejor manera posible.

Hace continua referencia al equipo, pero usted cómo se definiría como jugador para entender cómo un jugador de Tercera ha llegado a ser internacional.

Me considero un portento físico. En mi tiempo libre me dedico a cuidar mi cuerpo, en alimentación, entrenamientos, descanso... Soy muy comprometido con el equipo, trabajo del minuto 1 al 93. Soy un jugador de garra y de trabajo al final.

Además del fútbol estudia ingeniería química.

Estoy en tercero. Y muy bien, puedo compaginarlo con el fútbol.

Juega en Tercera, le gusta trabajar su físico, estudia y es internacional. ¿Cómo lo compagina? Su día es un no parar.

No tengo tiempo libre. Entre estudios, fútbol, entrenamientos... Priorizo las cosas importantes y descanso poco a la semana. Cuando te gusta lo que haces, no es un trabajo, lo coges de la mejor manera posible. No me cuesta nada compaginarlo. Hay tiempo para todo si te organizas bien.

¿Cree que si logran el ascenso también lo podría compaginar con los estudios?

Sí, sí. De hecho esta temporada la empiezo en el Leioa y, al no tener muchos minutos, decido ir al Portugalete. En Segunda B, se pueden compaginar también los estudios con el fútbol perfectamente.

¿Qué es más difícil ser internacional con Palestina jugando en Tercera, la carrera de Ingeniería Química o subir a Segunda División B?

(Ríe) Las tres son muy complicadas. Ser internacional con Palestina no es cosa fácil, hay miles de jugadores alrededor del mundo. En la carrera, además de ser inteligente hay que meterle muchas horas. Y lo de subir a Segunda B requiere mucho trabajo serio durante todo el año, mucho compromiso. No me sabría decantar por ninguna de las tres.