Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa

ELCHE

Mantecón rechaza ser analista y suena Alberto Benito

Pacheta quiere a Chema de segundo y necesita a dos ayudantes más. El defensa catalán tiene un año más de contrato y no cuenta para el Zaragoza.

Alberto Benito, jugador del Zaragoza
ALFONSO REYES DIARIO AS

La marcha de José Luis Acciari al Guadalajara, donde reanudará su carrera como entrenador, y la no continuidad de Luis Miguel Quirant como preparador de porteros ha dejado el cuerpo técnico de Pacheta con dos puestos importantes por cubrir. Las funciones de segundo técnico las realizará Chema Monzón, hombre de confianza del burgalés. Su vacante como analista se le ofreció a Mantecón, pero el exfranjiverde no quiere abandonar la secretaría técnica.

Pacheta tenía dos opciones. Una era poner a su lado a Chema para traer a un nuevo analista que hiciese los informes del rival y el seguimiento al equipo contrario, desde las cabinas de prensa, durante los partidos de la primera plantilla. La alternativa era mantener a su colaborador directo en su puesto y contratar a otro técnico que aportara nuevas ideas. Se ha decantado por la primera opción, aunque aún no ha dado con quién será el nuevo analista. Mantecón no ha accedido a hacerlo y seguirá trabajando con Nico Rodríguez y Dani Carmona.

Tampoco está claro quién será el nuevo preparador de porteros. Fuentes del club aseguran que está avanzando y que será un profesional externo a la entidad. Quirant no bajará al filial y el elegido tendrá que coordinar esta área. Por otro lado, el Periódico de Aragón ha adelantado que el Elche anda tras los pasos del lateral derecho Alberto Benito. El defensa catalán tiene un año más de contrato y no cuenta para el Zaragoza. Su fichaje supondría overbooking en el lateral derecho donde siguen con contrato Tekio e Iván Calero, que regresa tras su cesión en el Salamanda. Uno tendría que salir.