Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

DEPORTIVO

Martí y su pizarra han revitalizado al Deportivo

José Luis Martí es uno de los grandes triunfadores del Deportivo en la eliminatoria ante el Málaga por sus decisiones tácticas y la elección de jugadores.

José Luis Martí, en el partido de Riazor ante el Málaga.
JESUS SANCHO DIARIO AS

José Luis Martí se hizo cargo del Deportivo a nueve jornadas del final tras la destitución de Natxo. Su arranque no fue sencillo, con dos derrotas ante Osasuna (2-1) y Extremadura (1-2). Esos dos partidos los utilizó el técnico balear para realizar un casting de jugadores y sistemas para sacar conclusiones. A partir de ahí, apostó por un 4-4-2 y un once fijo en el que casi sólo hubo cambios por sanción o lesión.

Los resultados de su apuesta no terminaron de convencer, con golpes duros como la derrota en el derbi del Anxo Carro. Con todo, el equipo alcanzó la sexta plaza y comenzó a elevar su nivel, acabando la Liga con tres partidos consecutivos sin encajar (Mallorca, Elche y Córdoba) y aumentando el caudal ofensivo con una media de casi 20 remates.

La eclosión de Martí, cuyo primer gran mérito fue recuperar anímicamente a la plantilla, llegó en el playoff. En la ida en Riazor, con 1-2 en el marcador, cambió el partido tras el descanso al pasar a un 4-2-3-1 situando a Cartabia por el centro tapando a Keidi Bare y a Borja Valle en banda. El resultado fue una gran remontada: 4-2. El sábado, en La Rosaleda, dio una vuelta de tuerca a su once exprimiendo el fondo de armario. Vicente jugó de mediapunta y Nahuel fue titular en un equipo que supo sufrir en el primer tiempo y que dominó el segundo gracias a los cambios del balear con la entrada de Cartabia, Valle y Quique.

Otro de los logros de Martí es haber recuperado a jugadores que llevaban largo tiempo por debajo de su nivel. Es el caso de Domingos Duarte, que recuerda al jugador del inicio de Liga y que estuvo imperial en el partido de La Rosaleda. Otro es Fede Cartabia, que en el último mes ha recuperado el desborde y visión de juego que lo caracterizan. A ellos se les pueden unir otros como Pedro, Bóveda o Saúl. Además, ha logrado que el Deportivo se comporte como un equipo y que jugadores como Nahuel aporten lo mismo en ataque que en defensa. El resultado es tres victorias consecutivas (Córdoba y las dos del Málaga), algo que no ocurría desde 2014, y un Deportivo que peleará por ascender.