Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

CELTA DE VIGO

La portería será autóctona por séptimo curso seguido

El Celta mantiene su confianza en el dúo Sergio-Rubén. El plazo que tenía el club vigués para rescindir al de Catoira ha vencido.

Sergio Álvarez formará parte de la primera plantilla por novena temporada consecutiva.
SALVADOR SAS DIARIO AS

En la confección de la próxima plantilla del Celta ya hay dos demarcaciones cerradas: el lateral derecho y la portería. Dos parejas de canteranos competirán por la titularidad en esos puestos. Hugo Mallo y Kevin pugnarán por el carril diestro y bajo los palos se reeditará el pulso de las últimas cinco temporadas. Fran Escribá tendrá que elegir entre Sergio Álvarez y Rubén Blanco.

El club mantiene su confianza en el dúo de guardametas formado en A Madroa. La directiva céltica disponía de un plazo de 20 días tras la conclusión del campeonato para rescindir, a bajo coste, el año de contrato que le queda a Sergio. Ese periodo ya ha vencido sin novedades, por lo que el de Catoira formará parte de la primera plantilla por novena temporada consecutiva. Tres menos lleva el mosense.

Hay que remontarse al curso 2012-2013 para encontrar un cancerbero céltico que no pasara por su cantera. El último fue Javi Varas, fichado después del último ascenso a Primera y que permaneció una campaña en Vigo. Al año siguiente, con Luis Enrique en el banquillo, la portería quedó en manos de Sergio y de Yoel, que regresaba después de una cesión al Lugo. Su marcha al Valencia en el verano de 2014 la cubrió Rubén y desde entonces ha habido continuidad.

Villar busca destino en Segunda como cedido

La intención de Carlos Mouriño es prolongar esta política de manera indefinida y el presidente hace años que ya ha designado al sucesor de Sergio. Cuando concluya la etapa de 'O Gato' en el primer equipo, su puesto lo ocupará Iván Villar. El meta de Aldán, que debutó en mayo de 2017 en Primera y desde entonces no ha vuelto a jugar un partido oficial con el Celta, tiene firmado hasta 2023. En esta última temporada aceptó regresar al filial y disputó 39 encuentros en Segunda B. Aunque por su edad (está a punto de cumplir 22 años) todavía da el perfil para seguir en el filial, su deseo es foguearse en Segunda. El club está de acuerdo y falta que se concrete su destino como cedido en la categoría de plata. Villar ya ha tenido una experiencia a préstamo en otro equipo. En el mercado de invierno de la 2017-2018 se marchó al Levante, pero no llegó a disponer de minutos con los valencianos en Primera. Once años más joven que Sergio, este internacional sub-21 busca curtirse para competir a medio plazo con Rubén, que solo tiene dos años más que él.