Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

PLAYOFF | ASCENSO A SEGUNDA DIVISIÓN B

Llagostera, un ascenso fruto del amor: la presidenta y el entrenador están casados

"Mi mujer, Isabel Tarragó, se encarga de los temas sociales y económicos y yo de los deportivos”, dice Oriol Alsina. Juntos han devuelto al club a Segunda B.

Llagostera, un ascenso fruto del amor: la presidenta y el entrenador están casados
FERNANDO ZUERAS DIARIO AS

El Llagostera ha recuperado su esplendor. Las temporadas 2014-15 y 2015-16 saborearon el fútbol profesional (Segunda A) gracias a una progresión meteórica porque solo diez años antes deambulaba por Regional y ahora vuelve al mapa futbolístico con el ascenso a Segunda B. La clave ha sido el trabajo, el esfuerzo, la calidad y la familia. Sí porque el Llagostera todavía está liderado por un matrimonio: Isabel Tarragó (presidenta desde 2008) y Oriol Alsina (entrenador del primer equipo).

Ambos ya fueron los autores de llevar al Llagostera a la élite y ahora tratan de volver a hacerle volar. “Mi mujer se encarga de los temas sociales y económicos y yo de los deportivos”, explicó un Oriol Alsina que es uno de los padres de este equipo gerundense, de un pueblo de poco más de 8.000 habitantes, que ha vivido un curso de ensueño al que se puso la guinda tras superar al Portugalete en el playoff de ascenso. La familia Tarragó Alsina es un caso atípico en el fútbol, pero han logrado confeccionar un modelo de éxito porque no se cansan de hacer historia. Y lo más importante es que “no existe ningún conflicto entre nosotros porque cada uno sabe perfectamente lo que tiene que hacer. Al ser una familia existe una gran confianza y respeto. Es verdad que no podemos desconectar ni dentro ni fuera de casa del fútbol, pero es algo que nos encanta”, relató Tarragó en una entrevista con AS cuando el Llagostera militaba en Segunda A.

El club no tiene deuda y es que las pautas económicas a seguir son claras: no se gasta ni un euro más de lo que puede. Isabel Tarragó y Oriol Alsina hace más de 20 años que se conocen. Se encontraron en Arenys de Mar y ha sido en Llagostera donde construido un club que no para de crecer. El techo no saben dónde está. Lo que está claro es que este matrimonio puede con el fútbol.