MÁS FÚTBOL

Siete clubes españoles de la ECA se oponen a la nueva Champions

Menos Madrid y Barça, los clubes españoles de la ECA han expresado su oposición a las reformas que se discutirán esta semana en la asamblea de Malta.

Siete clubes españoles de la ECA se oponen a la nueva Champions

Siete de los nueve clubes españoles que forman parte de la Asociación de Clubes Europeos (ECA), todos menos el Madrid y el Barça, han mostrado abiertamente su oposición a las reformas de las competiciones europeas que quiere plantear el organismo y que se discutirán esta semana en una Asamblea de la ECA que se celebra en Malta los días 6 y 7 de junio. 

A través de una carta a la que ha tenido acceso la agencia AP, los clubes españoles consideran que el nuevo sistema de competición europea planteado para el año 2024 en adelante es una "ataque frontal a la estabilidad del juego" y "la mayor amenaza en la historia del fútbol europeo en los últimos años".

Athletic, Atlético, Málaga,Sevilla, Real Sociedad, Valencia y Villarreal son los clubes que han desafiado a la organización un día antes de que esta se reúna en Malta para debatir sobre el nuevo formato de la Champions. "El nuevo modelo de competición propuesto por la UEFA y el Comité Ejecutivo de la CEA representa una gran amenaza potencial, no sólo para las ligas nacionales y la gran mayoría de clubes, sino para todo el fútbol europeo, que representa un ataque frontal a la estabilidad de las competiciones nacionales", concluye la carta.

La idea de la ECA es transformarla Champions en una competición en la  que 24 de los 32 equipos en la fase de grupos regresen la temporada siguiente, independientemente de dónde terminen en sus ligas nacionales, con una promoción y descensos conectada con los resultados de la Europa League, lo que dejaría a las competiciones nacionales en un papel prácticamente inútil.

En su carta, los siete clubes españoles acusan al Comité ejecutivo de la ECA de ser poco transparentes: Estamos muy preocupados por la forma en que se proponen estos cambios drásticos", escribieron los clubes. “La falta de transparencia, con negociaciones lideradas por unos pocos que se han convertido en representantes de los clubes europeos, han hecho que muchos de nosotros ya no nos sintamos representados por  la CEA. Prueba de ello es que el nuevo modelo no se nos ha mostrado en ningún momento".

Reducción de ingresos

Las reformas que proyectan hacer la UEFA y la ECA (Asociación de Clubes Europeos) para las competiciones continentales a partir del curso 2024/25 podrían tener "peligrosas consecuencias" en las ligas europeas, que reducirán sus ingresos por los derechos audiovisuales (entre el 31 y el 52 por ciento), según un informe al que tuvo acceso EFE tras las reuniones mantenidas por las partes para su estudio. "Estas reformas de UEFA/ECA (Asociación de Clubes Europeos) provocan que las ligas nacionales pierdan la mayor parte de su valor y sufran una disminución muy importante en sus derechos audiovisuales", detalla el citado documento.

"Según un informe elaborado por una firma independiente, las nuevas competiciones que plantean UEFA/ECA provocarán una perdida de valor entre el 31 y el 52 por ciento en los derechos audiovisuales de las competiciones domésticas", informan los documentos a los que ha tenido acceso EFE. De esos porcentajes, el 20-40 por ciento correspondería a los derechos nacionales y el 10-12 por ciento a los derechos internacionales. Entre varios ejemplos, cita el de LaLiga, que con el nuevo formato europeo podría sufrir una pérdida de valor audiovisual en los derechos de televisión del 41'5 por ciento.

En dicho informe se relata cómo sería el sistema de competición que sustituiría al actual formato de la Liga de Campeones y de la Liga Europa, dos torneos a los que actualmente se acceden por medio de la clasificación en las competiciones domésticas. A partir de la citada temporada, todo será distinto y se establecerán tres competiciones: la más importante será la Liga de Campeones, que contará con un total de 32 equipos, y después habrá dos inferiores: la Europa League 1 y la Europa League 2. Para acceder a la Liga de Campeones, el informe desvela que se seguirán diferentes criterios a los actuales. El acceso para la primera temporada de la competición será mediante un coeficiente histórico y se barajan posibles criterios para ello: clasificación histórica de los últimos cuatro años, coeficiente UEFA a cinco años o coeficiente UEFA a 10 años.

"Esos criterios permiten asegurar el acceso a Champions League a los grandes clubes, restando importancia al mérito deportivo de la última temporada (2023/2024)", afirma el citado informe. Además, el número total de equipos que participarían cada temporada sería de 32 en Champions League (con un total de 253 partidos en toda la competición), 32 en Europa League 1 y 64 en Europa League 2. La UEFA planteará un sistema de ascensos y descensos entre las competiciones europeas. Se podrá subir de categoría de Europa League 2 a Europa League 1 y de Europa League 1 a Champions League. Los descensos, serán en sentido inverso e incluso las competiciones podrán nombrarse como Liga 1 (Champions League), Liga 2 (Europa League 1) y Liga 3 (Europa League 3).

El informe lamenta que el acceso a Champions League vía ligas nacionales se convierte en "prácticamente nulo" con sólo 4 plazas: "los 28 equipos restantes accederían a Champions Leage por méritos deportivos en las competiciones europeas sin que se ponga el valor su rendimiento en su liga nacional". Además, para la Champions League se establecerá un límite de 5 clubes por país. Si ese cupo de 5 clubes se cubre, el resto de los clubes del mismo país no podrían acceder a la Champions League ni por la vía de su liga doméstica ni ascendiendo desde la Europa League 1. La UEFA, para organizar sus nuevas competiciones, ya no habla de reducir las jornadas (o bien a través de la reducción de participantes en las ligas domésticas o de los play offs de las competiciones que los tengan) ni de jugar los fines de semana como pretendía.

"Aún así", destaca el informe, el modelo de competición que proponen tendría "igual de efectos negativos y graves para la industria del fútbol en todos los países europeos" y el modelo de competición está planteado de tal forma que los efectos negativos se irán retroalimentando, "adentrándose en un círculo vicioso donde las competiciones irán perdiendo valor año tras año". Por eso, se podrá estimar que dicho valor será prácticamente "nulo" a los 5 años del inicio de las competiciones UEFA por los siguientes factores: "Los clubes que jueguen la Champions League tendrán un nivel adquisitivo tan elevado que los clubes que no participen en dichas competiciones europeas no podrán mantener sus buenos jugadores y perderán competitividad". "Los enormes ingresos que recibirán los clubes que jueguen la Champions League provocarán un desbalance competitivo en el campeonato nacional". Este jueves y el viernes, la Asociación Europea de Clubes celebrará en Malta una Asamblea especial para debatir los proyectos de cambio o los nuevos modelos de las futuras competiciones europeas a partir de la temporada 2024/25 y que han rechazado todos los equipos españoles salvo Barcelona y Real Madrid