EUROPA LEAGUE

¿Cuál fue la última final europea que jugó el Chelsea?

¿Cuál fue la última final europea que jugó el Chelsea?

REUTERS

Sarri dirigirá su segunda final de la temporada en un año complicado para el italiano. Las dudas con su gestión y el distanciamiento con su plantilla han provocado que está final sea un todo o nada.

El fútbol inglés vuelve al escaparte europeo con cuatro equipos clasificados para las finales de la Champions League y la Europa League. Un hecho sin precedente que vuelve a poner a la Premier League en el escalafón más alto. El Chelsea volverá a disputar una final europea tras seis años de ausencia y solo cuatro jugadores de aquella plantilla siguen en la actualidad. Hazard, César Azpilicueta, Cahill y David Luiz jugaron la Supercopa de Europa contra el Bayern de Múnich.

En noviembre de 2012 Rafa Benítez volvió a los banquillos tras dos años de ausencia y lo hizo para rescatar a un Chelsea que estaba hundido. El técnico no pudo evitar la eliminación en la fase de grupos de la Champions League, acabaron siendo terceros y directos a los dieciseisavos de la Europa League. En este momento arrancó un nuevo camino que les llevó directo a la final del 15 de mayo frente al Benfica. En apenas un año, el equipo presidido por Román Abramóvich disputaba su segunda final europea consecutiva. Fernando Torres inició la conquista con su gol en la final e Ivanovic en los últimos minutos de partido anotó el gol que le daría la primera Europea League a los ingleses.

A pesar de proclamarse campeón, Rafa Benítez dejó el banquillo para comenzar a la segunda etapa de José Mourinho al mando del Chelsea. El portugués volvió a verse las caras con Pep Guardiola en la final de la Supercopa de Europa. Un enfrentamiento que se inició en España y se trasladó al Eden Arena de Praga. Bayern contra Chelsea. La última final europea del Chelsea no acabó como se esperaba, Lukaku falló el último penalti de la tanda de penaltis que daría la victoria a los alemanes. Desde entonces, el club ha pasado por varios altibajos en Europa hasta la llegada de Sarri que ha devuelto al club a lo más alto. Su siguiente víctima ya espera en Bakú.