Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

FRANCIA

El PSG prepara cambios en su política de fichajes

Antero Henrique junto a Nasser Al-Khelaifi, director deportico y presidente del París Saint-Germain.

FRANCK FIFE

AFP

Acuciado por el fair play financiero, los grandes traspasos dejaran paso a un nuevo modelo de gestión: fichajes de refuerzo y comprar después de vender.

El París Saint-Germain atraviesa una etapa de transición. Su enésimo éxito en la Ligue 1 sabe a poco después de la eliminación en octavos en la Champions y la derrota en la Copa de Francia y más después de lo invertido en Neymar y Mbappé hace una temporada.

Las grandes inversiones han hecho que la lupa de UEFA y su fair play financiero se sitúe sobre el Parque de los Príncipes y esto, les ha obligado a un cambio de estrategia con los fichajes. Con el futuro de Neymar y Mbappé más abierto de lo que desearían, Le Parisien informa de un cambio en la gestión de los traspasos en París: refuerzos más baratos y priorizar las salidas antes de buscar nuevas altas.

Según este medio de la capital francesa, Allan es el favorito para reforzar un medio del campo que con los años ha perdido nombres clave como Motta o Matuidi y que esta temporada verá como se marcha Rabiot. Además del brasileño, se espera la llega de Ander Herrera a coste cero y parece ser que Tuchel piensa en James Milner, finalista de la Champions League con el Liverpool. Otra de las posibles incorporaciones que trata es la de Filipe Luis, si finalmente Layvin Kurzawa no continúa en París. 

Eso si, esta temporada se verán obligados a vender para cuadrar las cuentas. Si no se produce la salida de ningún buque insignia (Mbappé, Neymar, Cavani...) hay varios nombres en la lista para salir y con buen cartel en Europa: Draxler, Meunier o Choupo-Moting. También casos para resolver como el de Jesé, que volverá después de su cesión en el Betis y cuyo futuro es incierto.

Con Tuchel renovado, en Le Parisien aseguran que el alemán llevará un estilo más autoritario a la hora de dirigir el vestuario incluyendo eliminar ciertos privilegios a Neymar.