Competición
  • Champions League

FRANCIA

Los dramáticos whatsapps que desvelan que Emiliano Sala no quería fichar por el Cardiff

Emiliano Sala, fallecido el 21 de enero en un accidente de avión cuando se dirigía de Nantes a Cardiff, expresó a un amigo el 6 de enero su angustia por tener que jugar en el Cardiff.

La muerte del futbolista Emiliano Sala el 21 de enero de 2019 tras sufrir una accidente en una avioneta privada cuando se dirigía a Cardiff, la ciudad de su nuevo club, ha estado envuelta de misterio y de muchas incógnitas. Los restos del avión se localizaron el 3 de febrero y el cadáver fue identificado cinco días después. Cinco meses más tarde L'Equipe ha dado a conocer detalles desgarradores del estado de ánimo del jugador los días anteriores, después de que su club, el Nantes, le vendiera al Cardiff, en contra de su voluntad, por una gran cantidad de dinero. Emiliano Sala tenía una pésima relación con el hijo del dueño del Nantes, Kita, y el hecho de ir al Cardiff, en contra de su voluntad, era algo que le producía una extrema angustia emocional, contra la que luchaba cada día desde que se anunció su traspaso. El trágico accidente de avión acabó con la vida del argentino, que en los días previos vivió los peores momentos de su vida. 

Ayer el documental emitido por la televisión del diario deportivo francés L'Equipe, L'Equipe Enquete, ha desvelado los desgarradores mensajes de audio de whatsapp que Emiliano le envió el 6 de enero  a un amigo y en los que refleja su desesperación y angustia por ser vendido a un club al que no quería ir a cambio de una gran cantidad de dinero y en el que reconocía su mala relación con el hijo del dueño del Nantes, Franck Kita.

El mensaje del delantero argentino apuntaba al hijo del dueño del Nantes como gran culpable, al tiempo que reconocía estar viviendo un momento emocionalmente muy complicado: "Es cierto que me gustaría encontrar algo interesante en términos contractuales y también desde una perspectiva futbolística, pero a veces no puedes tener ambas. Por otra parte, no quiero hablar con Kita, porque no lo hago. Es alguien que me repugna cuando estoy cara a cara con él. Él quiere venderme a Cardiff porque ha hecho una súper negociación y obtendrá el dinero que quiere. (...) Ni siquiera me ha preguntado qué quiero ... Todo lo que le importa es el dinero (...). No sé qué hacer porque, como te dije, soy yo quien tiene que levantarme todos los días y ver la cara de esta persona ... Pero nadie me mira... nadie se molesta en ver cómo estoy emocionalmente, por lo que estoy pasado. Es muy difícil porque siento que no hay muchas personas que se pondrían en mi lugar". 

Un callejón sin salida

Emiliano Sala dejaba entrever a su amigo que se encontraba en un callejón sin salida, pese a que su agente, Willie McKay, le insistió en que estaban en una posición "de fuerza": "Él piensa que en términos de fútbol, en términos de dónde estamos hoy, estamos en una posición de fuerza en todos los sentidos, en términos de en el campo, el contrato, todo eso. Pero no me importa eso y no quiero eso. No me importa la idea de estar en una posición de fuerza". Al final, el agente, que intentó convencer al jugador de que fichar por el Cardiff iba a servir de trampolín, fue quien solicitó el avión. 

Apenas dos semanas más tarde de su confesión a su amigo el avión particular en el que viajaba Emiliano Sala se precipitaba al Canal de la Mancha junto con su piloto. Al accidente le sucedió un rescate de los dos cuerpos muy complicado, luego la muerte por un infarto de su padre... Una tragedia que comenzó con un traspaso que se convirtió en el infierno de la familia Sala.