Competición
  • Tour Francia
  • Champions League
  • Europa League
  • Copa Libertadores
  • International Champions Cup
Champions League
BATE BATE BAT

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Cluj Cluj CFR

-

M. Tel-Aviv M. Tel-Aviv MTA

-

Ferencvaros Ferencvaros FER

-

Valletta FC Valletta FC VLT

-

Maribor Maribor MRB

-

AIK Solna AIK Solna AIK

-

Celtic Celtic CLT

-

Nõmme Kalju Nõmme Kalju NOM

-

E. Roja E. Roja ESR

-

HJK HJK HJK

-

Dundalk Dundalk DUN

-

FK Qarabag FK Qarabag QAR

-

Europa League
Sl. Bratislava Sl. Bratislava SLB

-

Feronikeli Feronikeli FER

-

ATLÉTICO DE MADRID

1x1 del Atlético 18-19: Oblak se salió y los fichajes no cuajaron

Griezmann, Oblak, Saúl y Koke, durante un partido del Atlético.

Pepe Andrés

diario as

Arias, Lemar y Kalinic no cumplieron las expectativas. Sólo Rodrigo brilló y Morata ilusionó. Se echó de menos a Griezmann en los momentos decisivos.

Estas son las calificaciones del diario As sobre cómo ha sido el rendimiento de los jugadores del Atlético de Madrid a lo largo de la temporada que acaba de terminar.

Oblak

Sobresaliente. 46 partidos. 4.170 minutos. 38 goles encajados.

El esloveno ha sido el mejor jugador del Atlético esta temporada, del principio al final. Un valor seguro. Sus paradas le han dado al equipo de Simeone más de 20 puntos. Suma su cuarto Zamora consecutivo y se cerró su renovación. El Atlético debe construir en torno a él, como un pilar de cara al futuro en esta nueva etapa. Apunta también a ser uno de los líderes del vestuario. Se ha ganado esos galones dentro y fuera del campo.

Adán

Aprobado. 5 partidos. 450 minutos. 6 goles encajados.

Llegó como lugarteniente de Oblak y ha cumplido con ese papel. En la Copa tuvo momentos brillantes, con el lunar del gol que recibió en Girona. Pero poco más que achacarle. Sigue transmitiendo serenidad a Simeone y a su cuerpo técnico y la sensación de que, ante un percance de Oblak, responderá. Tiene una temporada más garantizada.

Arias

Suspenso. 33 partidos. 2.477 minutos. 1 gol y 2 asistencias.

El colombiano llegó para cubrir la espalda de Juanfran en su recta final en el Atlético. La idea es que se adueñara del lateral derecho y nada más lejos. Sus lagunas defensivas preocuparon al cuerpo técnico y esas carencias se le observaron en partidos importantes. Mejoró a Vrsaljko en minutos, pero no en sensaciones y, sobre todo, no le ganó la partida a Juanfran que terminó bastante mejor la temporada. La prueba de su rendimiento es que el Atlético busca reforzarse en esa posición. 

Juanfran

Bien. 30 partidos. 2336 minutos. 2 asistencias.

El de Crevillente cumplió en su temporada de despedida. Alguna lesión apareció, pero consiguió mantener el tono y fue la elección de Simeone en los partidos importantes. Se marcha del Atlético por voluntad propia, no porque se le tuviera que obligar. Ha dado la cara en el final del ejercicio y, pese a sus 34 años, ha mantenido su peso en el equipo. Las piernas ya no son las mismas, pero su conocimiento del juego ha prevalecido sobre un Arias que apuntaba, pero no rompía.

Savic

Suspenso. 22 partidos. 1.781 minutos. 2 asistencias.

Se ha perdido 18 partidos por lesión. Eso lo dice todo. El montenegrino ha reconocido en público que su temporada ha sido casi una pesadilla. Cuando parecía que arrancaba, caía lesionado otra vez. Tuvo un fuerte encontronazo con el Profe Ortega por esos problemas físicos. La defensa sufrirá un cambio casi por completo la próxima temporada. En su ánimo está seguir y tiene contrato.

Giménez

Notable. 29 partidos. 2.323 minutos. 2 goles.

Se ha perdido la recta final, pero la sensación es de continuo crecimiento. La última lesión no ha tenido nada que ver con las musculares anteriores, algo que parece haber superado. Su peso en el equipo está fuera de toda duda. Tras la marcha de Godín, los ojos se dirigen a él como líder de la defensa. Calidad y carácter no le faltan. Ha rendido a buen nivel durante la temporada y sólo los problemas físicos han impedido que alcance la máxima nota.

Godín

Bien. 39 partidos. 3.347 minutos. 4 goles y 3 asistencias.

El capitán ofreció un rendimiento más o menos uniforme. Empezó discreto en partidos como Mestalla o Balaídos, pero se rehizo. Estelar por momentos, con achaques propios de las lesiones en otros. Pero le volvió a dar personalidad al equipo. Fue incluso capaz de marcar un gol lesionado. Otro que pudo ser muy valioso a la Juventus. En general, no ha sido la vieja guardia la que le ha fallado al Cholo.

Lucas

Bien. 22 partidos. 1.770 minutos. 1 gol.

Hasta sus problemas en la rodilla era uno de los jugadores más regulares del Atlético. Eso sí, jugando más de lateral que de central. El Atlético y Simeone le formaron para recibir un testigo que al final ha rechazado. Se marchó al Bayern, no quiso convertirse en leyenda en el Atlético y ha trastocado los planes de futuro de la dirección deportiva. Su juventud, regularidad y proyección eran un cimiento para el Atlético, pero rechazó ese camino.

Nehuén Pérez

Sin Calificar. No debutó.

Llegó en enero, pero no ha llegado a debutar con el Atlético en partido oficial. Ni siquiera las recurrentes bajas en defensa le han presentado la oportunidad. Simeone prefirió a jugadores de la cantera antes, lo que hace indicar que todavía no le ha cogido el aire al equipo. Está todavía por hacer. Una cesión no sería mala opción.

Montero

Bien. 14 partidos. 702 minutos. 

No desentonó, cumplió, aunque tampoco ha seducido al cuerpo técnico de cara a la próxima campaña. Se presentó como solución de urgencia a las bajas en defensa. Sus más de 700 minutos al máximo nivel deben servirle de trampolín para consolidarse. Parece que en el Atlético será difícil, debido a las urgencias por las marchas de jugadores importantes, pero tiene que quedarse con lo que ha conseguido y con el crecimiento. Tampoco era fácil pasar de Segunda B a Primera o a la Champions. Lo hizo.

Filipe

Aprobado. 32 partidos. 2442 minutos. 2 goles y 3 asistencias.

El brasileño empezó la temporada con dudas, tras la negativa del Atlético a dejarle marchar, pero también tuvo sus momentos entre octubre y noviembre, antes de que aparecieran las lesiones. Se le nota mucho cuando físicamente no está a su mejor nivel, por ejemplo en el final del ejercicio, pero, como el resto de veteranos, dio la cara. El Atlético busca cambiarle la cara a su puesto. Él, por el contrario, se ha ofrecido al club para seguir un año más, aunque no sea como titular. El Atlético aprecia el gesto y, si no encuentra lo que busca en el mercado, podrían ofrecerle un año.

Koke

Bien. 3.510 minutos. 6 goles y 5 asistencias.

Insustituible para Simeone. No ha sido el Koke más brillante, pero cuando sus ausencias se han notado en exceso. Si viviera su mejor versión, evidentemente, no habría perdido el puesto en la Selección. Recuperarlo y la nueva responsabilidad como capitán debería ser un acicate más para el próximo ejercicio. Su esfuerzo, trabajo y sentido de equipo son una garantía. Se mire por donde se mire.

Saúl

Bien. 45 partidos. 3.912 minutos. 6 goles y 3 asistencias.

Ha conseguido los mismos goles y asistencias que la temporada pasada, habiendo jugado 11 partidos menos. Su temporada está muy condicionada por la cantidad de partidos en los que ha tenido que jugar como lateral izquierdo. Evidentemente, no es algo que le agrada, pero las urgencias obligaron a Simeone a tomar esa decisión. Cumplió con el cometido, pero le restó protagonismo y continuidad en la posición donde más cómodo se encuentra. Ha llegado a jugar hasta de central.

Rodrigo

Notable. 47 partidos. 3.678 minutos. 3 goles y 1 asistencia.

Ha sido el fichaje que mejor ha rendido, con mucha diferencia. Simeone le exigió adaptarse a su fútbol y poco a poco lo fue haciendo. No fue tan vertical como Thomas, pero aportó seguridad en el manejo de la pelota y, como siempre, una gran presencia en la recuperación. Simeone le pidió más atención a su espalda y lo fue consiguiendo. Además, estuvo muy sólido en el juego aéreo. Jugó con responsabilidad y acierto.

Thomas

Notable. 42 partidos. 2.722 minutos. 3 goles y 6 asistencias.

Ha ido a más. Se le sigue achacando la pérdida de algunos balones comprometidos, pero también es el mediocentro que más arriesga y el equipo lo agradece. Sólo Griezmann ha dado más asistencias que él. Va incorporando cosas a su juego y, por ejemplo, el Atlético lo echó en falta en Turín. Encaja como pocos en la idea de Simeone. Esta temporada ha sido ya el séptimo jugador de la plantilla en minutos.

Lemar

Suspenso. 43 partidos. 2.612 minutos. 4 goles y 6 asistencias.

Su impacto no ha estado a la altura de las expectativas. Empezó a asomar al final de la temporada y a esa esperanza se agarra el Atlético. Intrascendente en muchas partes de la campaña en el último tercio del campo, condenado a perseguir rivales y a jugar un fútbol al que no estaba acostumbrado. Le ha costado mucho adaptarse y los más de 70 millones que costó pesan. El club espera que se saque la espina la temporada que viene.

Gelson

Suspenso. 12 partidos. 446 minutos. 1 gol.

Nunca llegó a encajar, ni tuvo tiempo para ello. Se le perdió la fe rápidamente, en un equipo donde no se espera a nadie. Su talento anárquico ha encontrado acomodo en el Mónaco y en el tiempo a préstamo se ha liberado. No parece encajar en la idea de Simeone y no normal es que no regrese a la disciplina colchonera. Se hará caja con él.

Vitolo

Aprobado. 28 partidos. 1.087 minutos. 1 gol y 3 asistencias.

Sigue sin engancharse al Atlético, pero cuando ha tenido oportunidad ha demostrado cosas. Le ha faltado continuidad. No ha sentido la confianza de Simeone. Es cierto que también ha estado golpeado por las lesiones, pero hasta enero no jugó como titular en LaLiga. El Atlético hizo un enorme esfuerzo para que viniera, pero sigue sin encajar en la idea de su técnico.

Correa

Bien. 49 partidos. 2.591 minutos. 5 goles y 4 asistencias.

Tras el fichaje de Morata ha ido a menos. Le restó minutos también la apuesta por el cuatrivote, pero ha tenido grandes momentos. Su perfil agitador siempre es de una utilidad máxima para Simeone. Durante muchos momentos de la campaña le ganó la partida con claridad a Lemar, identificando más claramente lo que quería el Cholo. Sólo falta por ver, dado que Griezmann no va a continuar, si para su técnico se sacude ese estigma de revulsivo.

Griezmann

Bien. 48 partidos. 4.067 minutos. 21 goles y 11 asistencias.

Máximo goleador y máximo asistente del equipo. Acorde con su condición de jugador franquicia, pero sin alardes. No se reveló como decisivo en partidos grandes. Le faltó eso y regularizar su gol. Atravesó un momento dulce allá por diciembre y enero. No se le puede regatear su esfuerzo y su compromiso en una idea que no se lo pone fácil a los puntas. Sacrificado, incorporó a su repertorio acierto a balón parado. Apenas realizó trabajo de pretemporada y la campaña se le hizo larga. Su menor aportación goleadora desde que llegó al Atlético.

Diego Costa

Suspenso. 21 partidos. 1.530 minutos. 5 goles y 3 asistencias.

Lo suyo ha sido una mera cuestión física. Los problemas no le han dejado rendir, aunque ya antes se le vio en dificultades para encontrar el camino del gol. Sin embargo, dejó su impronta en partidos importantes, algo que le faltó a otros. El Atlético levantó la Supercopa de Europa gracias a su gran partido. Frente a la Juve en el Metropolitano realizó también un gran encuentro. Se perdió la vuelta por una tontería y su equipo lo acusó. Su temporada está marcada por las lesiones, como la sufrida en el amistoso en Israel contra el Beitar.

Kalinic

Suspenso. 24 partidos. 1. 092 minutos. 4 goles y 1 asistencia.

No convenció como alternativa a diego Costa, tras la lesión del hispanobrasileño y prueba de ello es que el Atlético se lanzó a por Morata en el mercado de enero. El croata ha ido desapareciendo del equipo y ha sido otra más de las incorporaciones que no ha tenido protagonismo.

Morata

Bien. 17 partidos. 1.211 minutos. 6 goles y 1 asistencia.

Ha encajado bien en el Atlético. Se le va a seguir pidiendo que mejore sus promedios, pero no se le puede negar que ronda el gol. Sus seis tantos en la LaLiga se podían haber ampliado si el VAR no se cruza en su camino. Simeone está satisfecho con su llegada, se adaptó rápido y falta por ver a dónde puede llegar completando la pretemporada a las órdenes de este cuerpo técnico.