Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Champions League

ALMERÍA

El Pichichi de Segunda sólo cuesta un millón y medio

Álvaro Giménez, jugador del Almería

Carlos Barba

DIARIO AS

El delantero del Almería, que acumula 18 tantos, será un caramelo en el mercado veraniego. Aunque le resta un año de contrato, el club rojiblanco le da por perdido.

Pocos esperaban el rendimiento notable de la UD Almería, acostumbrada en los últimos tres años a salvar su descenso de la LFP en la última fecha, aprobado raspado. Ni el propio Álvaro Giménez. Con jugadores que no habían terminado de explotar en Segunda o ni siquiera debutar, las cláusulas de rescisión se hicieron en el pasado estío bajas. De ahí que el club rojiblanco tenga que renovar el proyecto, puesto que son numerosos los clubes que han puesto sus ojos en la mayoría de los jugadores. Uno que nunca había debutado en el fútbol profesional, Luis Rioja, que hace meses jugaba en Segunda B en el Marbella, lo tiene hecho con el Alavés.

Aparte de Juan Carlos Real, motor del Almería y uno de los mejores mediapuntas de Segunda División, uno de los caramelos más apetecibles del próximo mercado es Álvaro Giménez. El actual de Pichichi de Segunda División tiene una cláusula de apenas millón y medio de euros, por lo que en Almería ya lo dan por perdido. A diferencia de Real, quien expira contrato, al delantero ilicitano le queda un año más.

Sin embargo, el sobresaliente rendimiento que ha mostrado en el presente curso y la baja cláusula de rescisión que tiene hacen que varios equipos de Primera, y otros punteros de Segunda, hayan puesto sus ojos en Álvaro Giménez, que gusta al Alavés, Celta, Leganés, Levante y Granada, entre otros. Además, las recientes declaraciones de Alfonso García, presidente de la entidad almeriense, han devaluado el precio del delantero.

"Si termina Pichichi, va a ser difícil que acabe aquí porque vienen los equipos de Primera y los futbolistas quieren jugar ahí, es ley de vida. Si pasa, nos quedaremos sin él", dijo García el pasado fin de semana, minutos después de que el Almería se impusiese (5-3) al Elche. Las declaraciones no sentaron bien entre la hinchada almeriense, argumentando los seguidores que el mensaje de cara al futuro no es ilusionante.

Antes de aterrizar en el sudeste peninsular Álvaro Giménez no había superado la media docena de goles en toda su carrera, si bien es cierto que compaginaba las labores de nueve con las de extremo. Su mejor cifra fueron seis goles el pasado curso con el Alcorcón. Su segundo mejor registro se remonta al ejercicio 11-12, cuando hizo cuatro tantos con el Mallorca B. En el Almería, al que llegó libre, ya lleva 18 y se atisban más, puesto que está enrachado: suma ocho en los últimos cinco encuentros, en el último haciendo un triplete, el primero de su carrera.

Además de su cita con el gol, destaca por su presión incansable y su juego asociativo y de espaldas y la búsqueda de espacios. Antes del Almería y Alcorcón, pasó por las canteras del Elche, Mallorca y Valencia. Con los bermellones y franjiverdes debutó en el primer equipo, jugando 32 encuentros en Primera División.