VALENCIA-ARSENAL

El hermano de Xhaka ya sufrió en Mestalla el 5-0 al Basilea

Granit Xhaka, en Mestalla.

David Gonzalez

Taulant jugó aquel partido de Europa League como lateral derecho del equipo suizo y sufrió la presión de la grada. Hoy, Granit, un año más joven, llega advertido a la cita.

El 10 de abril de 2014 se materializó la última gran noche europea del Valencia, con remontada incluida contra el Basilea. Los ché ganaron 5-0 a los suizos y les apearon de la siguiente ronda de la Europa League. En ese equipo suizo que había vencido 3-0 al Valencia de Pizzi en Basilea destacaba (y aún destaca) Taulant Xhaka.

El suizo-albanés jugó de mediocentro en la ciudad helvético pero su técnico le dispuso de lateral derecho en Mestalla y sufrió mucho. Fede Cartabia y Feghouli le exigieron y Xhaka vivió, en primera persona, lo que aprieta Mestalla en las grandes noches europeas. El Basilea, que en la ida había parecido un equipazo, dobló el lomo ante un estadio enfervorecido que hizo mella en la moral del frío equipo suizo.

El caso es que esta noche estará en el Arsenal, Granit Xhaka, un año menor, que dos temporadas antes había tomado rumbo a Alemania, para jugar en el Borussia Moenchengladbach, por lo que evitó la humillación de sus ya excompañeros en Mestalla.

No obstante, a buen seguro que su hermano le habrá advertido de cómo se las gasta Mestalla en estas ocasiones. La presión externa a la que fue sometido el Basilea aquel día todavía debe ser recordada por la ciudad de Roger Federer. Granit Xhaka conoció ayer Mestalla, durante el entrenamiento previo del Arsenal en el lugar donde se celebrará mañana el partido. Entonces estaba vacío, nada que ver con la atmósfera que se vivirá esta noche en el recinto valenciano.

Eso sí, al suizo-albanés se le vio confiando y sonriente, seguro de que la ventaja que traen del Emirates puede ser suficiente pero sabe de primera mano, por boca de su hermano mayor, de lo que se sufre cuando Mestalla aprieta. Emery también les habrá advertido.

Curiosamente, los Xhaka también tienen un familiar que vivió en Valencia y les puede explicar. Son primos de Armando Sadiku, delantero que estuvo en el Levante una temporada y vivió en la capital del Turia. Lo que le han contado le puede servir pero hoy lo comprobará en primera persona.