Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

CELTA

Rubén Blanco descubre la tranquilidad en la portería celeste

El portero del Celta, Rubén Blanco, se ejercita durante un entrenamiento del Celta en Balaídos

Por primera vez ha encadenado dos partidos sin encajar un gol. El canterano solo ha recibido cuatro remates en las tres últimas jornadas.

Pieza clave en el resurgir celeste, Rubén Blanco ha pasado a un segundo plano una vez que se ha estabilizado la línea ascendente del equipo. El guardameta de Mos apenas ha tenido trabajo en los tres últimos partidos. En total, ha recibido cuatro remates. La solidez defensiva de sus compañeros le ha permitido encadenar por primera vez dos jornadas sin encajar.

Suplente con Toni Mohamed, las puertas de la titularidad se le abrieron con Miguel Cardoso. En la etapa del portugués Rubén no daba abasto bajo los palos y en más de un partido salvó a los célticos de sufrir goleadas de escándalo. Por ejemplo en la derrota contra el Valladolid (2-1) los pucelanos lo pusieron siete veces a prueba.

Sus paradas empezaron a valer puntos con la llegada de Escribá y, sobre todo, con el regreso de Iago Aspas. El cancerbero resultó decisivo en los triunfos ante el Villarreal y la Real Sociedad.

La mano del técnico valenciano se ha notado especialmente en el último mes y el Celta es ahora un bloque más sólido. Los datos de los tres últimos partidos son elocuentes: dos remates recibidos entre los tres palos en el 1-1 ante Espanyol, uno en Leganés (0-0) y otro frente al Barcelona (2-0). Rubén suma 237 minutos imbatido. Otra cifra que nunca había alcanzado es la de 23 encuentros disputados en una campaña. El año pasado se quedó en 22.

Juncà

Todo apunta a que la primera temporada de David Juncà como jugador céltico ha llegado a su fin. Tras recibir la semana pasada el alta después de un mes y medio lesionado, el lateral zurdo catalán vuelve a aparecer en el parte médico. El nuevo contratiempo lo sufrió durante el entrenamiento de ayer y en esta ocasión se trata de una sobrecarga en el adductor derecho.

El defensa gerundense está descartado para jugar este domingo en San Mamés y se antoja muy complicado que pueda recuperarse para despedir LaLiga dentro de nueve días contra el Rayo Vallecano. Juncà disputó 21 encuentros como titular hasta que el 16 de marzo se vio obligado a pedir el cambio en el Santiago Bernabéu debido a una rotura fibrilar. Su puesto lo ha ocupado el uruguayo Lucas Olaza, que está ofreciendo un sobresaliente nivel en el carril izquierdo.

Emre Mor

Con Emre Mor todo es diferente, incluso las lesiones. Por un esguince en su tobillo izquierdo, un contratiempo que en un primer momento parecía leve, el turco ya lleva tres semanas de baja y no se adivina cuando puede recibir el alta. Tras varios entrenamientos ejercitándose con el grupo, el extremo retomó este miércoles definitivamente el trabajo en solitario. Su ausencia en Bilbao está garantizada y también ante el Rayo. Aunque con Emre nunca se sabe.