Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Estudiantes Estudiantes EST

-

REAL MADRID

Xabi Alonso, Modric... los valientes del 'Transfer Request'

Xabi Alonso, Modric... los valientes del 'Transfer Request'

El Madrid quiere dar un golpe en la linea de flotación de la Premier este verano con Pogba y Hazard. Antes, ya hubo fichajes con 'Transfer Request...'.

Lo de Hazard y Pogba tiene pinta que va para largo. Dos fichajes de relumbrón que presumiblemente tanto el Chelsea como el Manchester United van a querer llevar hasta el último día de mercado. En el fondo es un golpe que Florentino Pérez está dando a la Premier League. Toca a dos de sus jugadores más importantes. No le falta experiencia al Madrid en fichajes difíciles que vienen de las Islas. Y en todos ellos se habló de la posibilidad de que el jugador implicado pidiera el Transfer Request.

El Transfer Request es una fórmula a la que se pueden acoger los jugadores pero no es vinculante. No tiene efectos legales, pero sí es la expresión del futbolista de que quiere abandonar la entidad de manera unilateral. Sólo se puede pedir en Inglaterra y los clubes suelen respetarlo. Más que nada, porque el jugador queda a los pies d ellos caballos ante su afición. Estos fueron los principales afectados. Entre ellos no está Cristiano Ronaldo por el que el Madrid pagó un traspaso récord, entonces, de 94 millones de euros.

Xabi Alonso.

Él llegó a pedirlo para cumplir su deseo de fichar por el Madrid. Fue en el verano de 2009, en el que Florentino volvía y estaba obligado a rehacer el equipo. El Liverpool estaba entrenado por Rafa Benítez, y no daba su brazo a torcer por Xabi. Fue el equipo red a jugar la inauguración del estadio de Cornellá-El Prat y hasta Barcelona que se desplazó a terminar la negociación José Ángel Sánchez. Pero ante la última negativa del Liverpool fue cuando Xabi movió ficha. El Madrid, además, en una maniobra astuta, filtró que ante la imposibilidad de firmar a Xabi iba a contratar a Defour, del Standard de Lieja, y eso terminó por desatascar la operación, que se cifró en 30 millones de euros.

Beckham.

Era el mito de los últimos años en el Manchester United. Parecía imposible poder sacar un jugador de ese tipo de Manchester y de la Premier. Pero en esa época, aún galáctica, el Madrid tenía mucho tirón y Florentino mucho poder de persuasión. Loporta utilizó a Beckham durante su campaña electoral a la presidencia del Barça. Alcanzó un acuerdo por 25 millones de libras con el United para el traspaso y ganaba los comicios. Pero en realidad su fichaje fue Ronaldinho. El United se puso luego duro con el Madrid. El entorno de Beckham planteó en la prensa británica la posibilidad de pedir el Transfer Request, pero al final no hizo falta. El Madrid pagó 23,6 millones de euros.

Luka Modric.

El croata lo tenía muy claro, quería jugar en el Madrid de Mourinho e iba a hacer todo lo que estuviera en su mano para que fuera así. Para empezar, se declaró en rebeldía. Dejó de ir a entrenar a la ciudad deportiva. No contento con eso, también se negó a viajar a Estados Unidos con el resto del equipo para la gira veraniega. El entrenador de entonces del Tottenham, André Vilas-Boas, no daba crédito. Modric llegó a pedir de manera privada el Transfer Request, pero a Daniel Levy le dio igual. No abrió la mano hasta el 27 de agosto (y el mercado se cerraba el día 31. El Madrid pagó 35 millones de euros.

Gareth Bale.

Una situación parecida a la de Modric por se la misma entidad y los mismos protagonistas. En este verano de 2013 estaba de director deportivo del Tottenham un viejo conocido del Madrid, Franco Baldini, que estuvo trabajando en la casa blanca. Bale era un jugador franquicia, el mejor de la Premier en las dos últimas temporadas. Él no dejó de ir a entrenar ningún día, pero sí que se escondió d ellos medios. Su mentalidad de chico de High School de Cardiff le impidió pedir el Transfer Request. Pero su agente, Jonathan Barnett, consiguió finalmente que Levy transigiera con aceptar venderlo por una cifra récord en aquel momento: 101 millones de euros, más que los 94 de Cristiano.

En definitiva, estos son los ejemplos más recientes de jugadores a los que le costó mucho trabajo viajar de las Islas en dirección al Real Madrid, pero en todos los casos al final pudieron cumplir su sueño. Es cierto lo que se suele decir, cuando un jugador quiere ser traspasado, suele ver cómo su objetivo se hace realidad.