Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

REAL MURCIA

El Real Murcia, camino de Bien de Interés Cultural para salvarse

El Real Murcia, camino de Bien de Interés Cultural para salvarse

DIARIO AS

DIARIO AS

El Pleno del Ayuntamiento aprueba iniciar los trámites para salvaguardar al club ante su situación económica. En España sólo el Recreativo tiene esta distinción.

El Pleno del Ayuntamiento de Murcia aprobó el martes una moción para iniciar los trámites para convertir al Real Murcia en Bien de Interés Cultural, BIC, con los votos del PP, PSOE, Ciudadanos y el concejal no adscrito Francisco Javier Trigueros, autor de la iniciativa. Se abstuvieron Cambiemos Murcia y Ahora Murcia.

La idea de esta moción, según el propio Trigueros, es que en el caso de una posible desaparición del Real Murcia por la delicada situación económica del club, el nombre y el escudo se salvarían gracias a esta figura de protección. Los siguientes pasos serían que el club aporte la documentación correspondiente para que la declaración pueda producirse.

El BIC es la distinción máxima que se le otorga a un bien a nivel nacional y es debido a su importancia. La administración pública municipal al que pertenece ese bien está obligada a establecer una estrategia de protección para su conservación. En España sólo el Recreativo goza de esta distinción.

La deuda pública del Real Murcia asciende a 16'5 millones de euros. La privada está en torno a los 20 y la actual presidencia trabaja para una quita. La fecha límite está marcada el 1 de enero de 2020. Para acabar la temporada el club estima que necesitan unos 300.000 euros.

El Recreativo de Huelva

El Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz recoge como Bien de Interés Cultural con la tipología de Actividad de Interés Etnológico, al Real Club Recreativo de Huelva y del Real Club Recreativo de Tenis de Huelva. Estas dos entidades, creadas de forma unitaria en 1889 y vinculadas a la explotación inglesa de las minas de Riotinto, son los primeros clubes de fútbol y de tenis legalmente constituidos en España, además de expresión viva del cambio cultural experimentado por la sociedad onubense de finales del siglo XIX ante la presencia británica.