Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

Estudiantes Estudiantes EST

-

BETIS - SEVILLA

Pry: "El derbi femenino es otra fiesta más del fútbol sevillano"

María Pry, entrenadora del Betis, rodeada por sus jugadoras en un entrenamiento.

Toni Rodriguez

Diario As

La entrenadora verdiblanca habló en una entrevista para As sobre cómo afrontan el derbi. "Las emociones y sentimientos que se viven esta semana son muy especiales", afirma.

María Pry (34 años) afronta este sábado su cuarto derbi sevillano en el banquillo del Betis Femenino. La entrenadora verdiblanca es una de las pocas (2) mujeres que dirigen un vestuario en la Liga Iberdrola. Tomó las riendas del equipo bético en 2012 y, desde entonces, han pasado siete años en los que los éxitos han llegado de la mano. Desde el ascenso a Primera hace dos temporadas, pasando por la permanencia en la máxima categoría de la pasada campaña, hasta la actual lucha por la cuarta posición. La entrenadora sevillana achaca su éxito a la "juventud y diversión" de su vestuario y encara el derbi ante su exequipo, el Sevilla, con mucha ilusión. "Vamos a ir a por todas", aseguró en una entrevista con As.

¿Qué opina de que sólo haya dos entrenadoras en la Liga Iberdrola?

Hay que preguntarle a los clubes porque se decantan por un hombre en vez de por una mujer. Creo que al final nosotros tenemos que ser lo más profesionales posibles, da igual si eres hombre o mujer. No tendría que haber distinción de sexo a la hora de elegir a un profesional para un puesto de trabajo y, en el fútbol tampoco debería de ser así. Esperemos que el día de mañana haya más entrenadoras en equipos profesionales, tanto femeninos como masculinos. Al final la única palabra que nos tiene que identificar a todos los entrenadores de LaLiga es la de profesional.

¿Se ha sentido alguna vez discriminada por ser mujer y entrenadora?

No. Hoy en día me siento una persona muy afortunada. Entiendo que es un respeto que me he ido ganando a pulso con el paso de los años y mi trabajo, ganando y labrando temporada tras temporada. Me tratan como una compañera más y tenemos charlas hablando de fútbol y como el lema de LaLiga dice: hablamos de los mismo. Da igual que seamos hombres o mujeres. Somos profesionales de este deporte y de esta pasión. Eso es lo único que importa.

En el Betis se ha convertido en un emblema. El equipo ha crecido mucho estos años con usted en el banquillo y ha conseguido meterse este año en la lucha por el cuarto puesto...

Yo llegué al Betis con la idea de ir ascendiendo poco a poco y de ir mejorando y eso lo hemos conseguido. Siempre tenemos en la cabeza conseguir un título, aunque la liga sea algo que va a costar mucho trabajo, pero la temporada que viene intentaremos acabar lo más arriba posible y pelear por ganar la Copa.

¿Veía a su equipo peleando por el cuarto puesto a estas alturas de temporada?

Yo siempre he sido muy optimista con mis jugadoras porque las conozco a la perfección y sé que todavía tenemos margen de mejora. Pero, luego te pones a analizar los equipos y cómo se han ido reforzando, y es un sueño estar luchando por el cuarto puesto en el final de temporada. Lo que estamos haciendo es disfrutar de nuestra profesión y de nuestra pasión. El trabajo es lo que está haciendo que seamos capaces de competir a la altura de grandes clubes como Atleti, Barcelona, Athletic, Valencia, Real Sociedad... Al final son clubes con mucha más historia que nosotras y lo que queremos es que año a año vayamos creciendo y mejorando cosas con respecto al año anterior.

¿Qué caracteriza a su vestuario?

Juventud y diversión. Son las claves de nuestro éxito, que han hecho que mejoremos tanto estos años. Nos los tomamos como un deporte, pero también como un juego. Y, en eso, creo que somos las número uno.

¿Ha tenido problemas con el hecho de que hay jugadoras que compaginan el fútbol y el trabajo o los estudios?

Tenemos jugadoras muy comprometidas con el club. Tenemos bastantes jugadoras que compaginan jugar con estudiar una carrera o trabajar en otro sitio, pero siempre han buscado la manera de llevar las cosas a la vez y de compaginarlo bien, sin dejar de ser profesional en el fútbol. A día de hoy, todos los entrenamientos contamos con todas mis jugadoras, excepto en casos en los que tenga que hacer una práctica justificada. Normalmente, intentamos compaginarlo todo para que ni su profesión ni su formación dependieran solamente del tema deportivo.

¿Cómo llegan al derbi?

Está claro que no es un partido más. Es un partido muy diferente. Las emociones y sentimientos que se viven esta semana son muy especiales. Y, hay que disfrutar. El derbi femenino es otra fiesta más del fútbol sevillano. Nos vamos a enfrentar al Sevilla en situaciones totalmente diferentes. Así que tenemos que confiar en lo que nos ha llevado a estar luchando por estos puestos. Esperemos que todo el mundo disfrute y que sea una fiesta muy positiva para el fútbol femenino. Vamos a ir a por todas para conseguir los tres puntos.

El Sevilla se juega el descenso...

Es una liga de 30 jornadas y no porque pierdas un derbi significa que vas a descender. Yo tengo que mirar por mi club y sacar los tres puntos. Una liga son muchos partidos y no está condicionado por lo que pase en el derbi.

Habló antes de que espera que haya más entrenadoras en equipos tanto masculinos como femeninos. ¿Se ve usted dirigiendo un vestuario masculino?

En la actualidad no porque es la realidad que nos encontramos, pero yo soy una persona que vivo el día a día. No pienso en lo que me va a pasar dentro de un mes ni dentro de un año o tres. Yo estoy dedicándome ahora mismo al 100% a lo que me apasiona que es ser entrenadora, entrenar al Betis, y lo que tenga que venir bienvenido sea.

¿Y, a la Selección?

Es un sueño, pero yo estoy ahora muy centrada en el Betis. Nos quedan partidos de liga en los que nos vamos a jugar acabar en la cuarta posición. Hay que darlo todo en el Betis y después no sé lo que me deparará el futuro.