Competición
  • Clasificación Eurocopa

DEPORTIVO

Martí arranca con táctica, dos horas de trabajo y un 4-4-2

Martí, dando instrucciones durante el entrenamiento.

JESUS SANCHO RODRIGUEZ

DIARIO AS

El técnico diseñó una sesión en la que predominó la táctica, trabajando movimientos con dos onces diferentes formados en un 4-4-2 con dos pivotes.

José Luis Martí se puso ayer a los mandos del Depor tras la destitución de Natxo y dirigió su primera sesión de entrenamiento en Abegondo. El técnico abrió la mañana con una larga charla con la plantilla en el vestuario que hizo que el equipo no saltase al campo hasta pasadas las 11:30 horas.

Ya sobre el césped, el preparador balear diseñó una sesión en la que predominó la táctica, trabajando movimientos con dos onces diferentes de los que no se puede sacar ninguna conclusión de cara al equipo inicial en El Sadar. Más clara fue la disposición de sus futbolistas, formados en un 4-4-2 con dos pivotes. Fueron casi dos horas que terminaron con un partidillo y ejercicios de posesión en el que los jugadores se emplearon a fondo. Esa intensidad es la que les pedirá a la hora de presionar al rival, con al menos tres jugadores adelantados y la defensa casi en medio campo.

Lo que ya sabe Martí es que no podrá contar con Fede Cartabia en su estreno ante Osasuna. El argentino sufre una lesión en el músculo pectíneo y no estará en El Sadar. El parte médico del club coruñés no informa de la gravedad de la lesión de Cartabia, que vuelve a tener molestias en la ingle, una zona que le ha dado problemas en los últimos años.

Natxo. Antes del estreno de Martí se produjo la despedida de Natxo, tanto con la plantilla como ante los medios. El ya extécnico del Depor dijo adiós sin reproches: "Me voy tranquilo, ni decepcionado ni frustrado. No se puede decir que no haya conseguido el objetivo porque no hemos llegado al final. No sé qué hubiera pasado, el equipo está a tiempo de todo. Le dije a Carmelo que estaba con fuerza para enderezarlo, pero hay cosas que no puedo controlar".