Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

INTERNACIONAL

Fischer se encara a la grada por gritos homófobos en Dinamarca

Fischer contra Atlético de Madrid.

ANDERS KJAERBYE

AFP

El internacional danés celebró frente a los aficionados del Odense su victoria por 1-0 tras estar aguantando durante todo el partido insultos homófobos.

Viktor Fischer no aguantó más en su partido contra el Odense y terminó el partido encarándose a la grada rival tras el 1-0 conseguido por su equipo, el Copenhague, en la Superliga danesa. Además, cuando un miembro del club rival fue a recriminarle su actitud, Fischer quiso darle la mano irónicamente y con una sonrisa.

"La última vez que jugamos en Odense también pasó lo mismo. Lo volvieron a hacer, por lo que creo que es correcto enfrentarse a ellos. No se puede aceptar en el fútbol", explicó tras el partido. 

Irónicamente, comentó que "pueden llamarme idiota o reírse de mi peinado, pero en ningún caso se puede aceptar palabras de abuso en el fútbol en 2019. Es una incoherencia en la sociedad, en general, pero especialmente en el fútbol".

El propio Fischer reconoció que no es la primera vez que recibe insultos de este tipo y que es un problema que debe verse "a la altura del racismo". "Si la Superliga no hace nada al respecto, espero que lo haga el propio club contra sus aficionados".

La Superliga no se hizo esperar y sacó un comunicado en conjunto con la Federación y varias asociaciones relativas al fútbol danés calificando de "completamente inaceptable" lo vivido esta jornada. "Es crucial que los jugadores que experimenten cualquier tipo de acoso lo cuenten. Fischer lo hizo y por eso merece un respeto".

En el mismo comunicado se explica que el Odense actuará contra los aficionados implicados y apoya el rechazo a cualquier tipo de insulto homófobo en sus gradas.