Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

MILAN 1 - UDINESE 1

El Milán pincha ante Udinese y ve peligrar la Champions

El Milán pincha ante Udinese y ve peligrar la Champions

DANIELE MASCOLO

REUTERS

Los de Gattuso se adelantaron gracias a un gol de Piatek; Lasagna puso el empate definitivo en el marcador. El Lazio, con dos partidos menos, puede asaltar la cuarta plaza de la tabla.

El Milán no levanta cabeza: la derrota en el derbi interrumpió el momento mágico de los rossoneri (llevaban cinco triunfos consecutivos), que tras haber caído en el estadio del Sampdoria, este martes no pasaron del empate en San Siro ante el Udinese, en un partido desafortunado que habría podido incluso acabar peor.

La primera mala noticia llegó después de apenas diez minutos: Donnarumma, que protagonizó una horrible y decisiva cantada en la anterior jornada, sufrió un problema muscular y en su lugar tuvo que entrar Pepe Reina, en su estreno liguero como milanista. Los rossoneri, en el 40’, perdieron por una lesión en el tobillo también a Paquetá, que estaba siendo el mejor: estuvo a un paso del gol con un latigazo desde fuera del área y puso un balón precioso para Cutrone, que valió otra gran ocasión.

Justo después de que el brasileño volviera a los vestuarios (sustituido por Castillejo), no obstante, llegó el 1-0: el propio Cutrone trabajó y centró un gran balón para Piatek, que encontró la respuesta de Musso con su remate al primer toque y aprovechó el rechace con la cabeza, sumando ya 28 dianas en esta temporada.

El tanto, en vez de darle confianza, durmió al Milán: Tudor sacó a Okaka y el Udinese empezó a crear peligro hasta lograr un merecido empate. Los friulani convirtieron un córner de sus rivales en un contragolpe letal, que Lasagna terminó con el 1-1 a pase de Fofana. Los de Gattuso no asediaron a sus rivales hasta los últimos minutos, dejando espacios que pudieron hasta costar el 1-2. El empate, para el técnico, es una pésima noticia: el miércoles el Lazio, batiendo al SPAL, reduciría su distancia con el cuarto puesto rossonero a apenas un punto... y con un partido menos.